La mitológica guerra contra los Titanes desatada por Zeus, Dios del Olimpo, contra estos, relatada magistralmente por poetas griegos, es muy parecida a la desatada por el presidente Álvaro Uribe contra la delincuencia común colombiana. Peligrosa esta, porque porta el disfraz del discurso marxista que tantos adeptos, equivocadamente  tiene.

La guerra contra Uribe llámese Zeus dios del Olimpo, guía supremo de los llamados Olímpicos, llámese Centro Democrático, es desatada contra este, por combatir los horribles sueños de los Titanes (llámese delincuencia común). De tomarse el poder a punta de violencia, tras cubrirse con el velo marxista, doctrina suficientemente demostrada que no funciona.

Entonces los Olímpicos, llámese primero partido de la U, posteriormente después de la Traición, deberá mutar y llamarse Centro Democrático. 

Quienes guiados por Uribe o Zeus Dios del Olimpo, viendo que no hay oportunidades de llegar a un acuerdo con estos para normalizarlos, les declara la guerra. Titanes que incluyen a FARC, ELN, EPL, demás clanes de narcotraficantes y hasta magistrados de las Altas Cortes de Justicia que habitan en el Hades, llámese morada de los muertos.

Tanto fue la guerra que algunos migran al pais vecino, donde reciben la ayuda de un Ciclope, llamado Chávez, que tenía un solo ojo en la frente por donde solo ve estupideces,  y desde donde auspicia sus actos vandálicos. Otros de estos llamados Titanes, fueron tan combatidos que momentáneamente desaparecen (para luego reaparecer con mucha fuerza en la época de la Traición, la que será relata  en otros episodios).

Pero la guerra se pone muy difícil porque se une a ella un grupo poderoso llamado Cronos, llámese Magistrados del Hades, cuyo poder puede poner en peligro a Zeus dios del Olimpo, tanto que logran temporalmente encerrarlo en el Tártaro o profundidades del inframundo para aniquilarlo. 

Pero los abuelos de Zeus (llámese pueblo colombiano), descubren una trama perversa de Crono, que hoy los tiene al borde del Tártaro. Pero son supremamente poderosos porque se han instruidos en las huestes de mal y tuvieron por mucho tiempo el apoyo en la época donde reino  la Traición (llámese Apate, diosa del engaño).

Pero la guerra que se venía ganando en tiempos de Zeus, Dios del Olimpo, y en la época de la Traición se empieza a perder, porque los Titanes se vuelven muy poderoso con la ayuda de Crono o Magistrados del Hades. 

Así que la guerra contra los Titanes o delincuencia común todavía continua y para el año 2022 después de Cristo, será definitiva. 

El pueblo colombiano o el Olimpo tiene la última palabra, ellos verán si les abren o cierran la puerta al Tártaro (llámese la muerte).

@GabrielTorices

Publicado: abril 15 de 2021