En una trascendental decisión, la fiscalía general de la nación ha decidido llamar a la cuestionada Martha Lucía Zamora a imputación de cargos.

En efecto, de acuerdo con el organismo de investigación y acusación, la señora Zamora será imputada por haber permitido que jefes terroristas de las Farc hubieran salido de los campos de concentración en los que deben estar.

Zamora quien se desempeña como secretaria general de la JEP, apoyada por dos contratistas, habría incurrido en los delitos de abuso de función pública, asesoramiento ilegal y falsedad”.

Martha Lucía Zamora es conocida de autos por los abusos que ha cometido durante el desempeño de sus funciones en la fiscalía general de la nación.

Ella fue la encargada de colar falsos testigos en el proceso que se adelantaba por la muerte de Andrés Colmenares. Así mismo, fue la funcionaria que estructuró el montaje judicial contra el exdiputado del Valle, Sigifredo López, hecho que le costó su salida de la fiscalía durante la oscura administración de Eduardo Montealegre y el corrupto Jorge Fernando Perdomo.

Esta imputación de cargos es el segundo golpe que recibe Gustavo Petro en menos de una semana. Hace pocos días, su mecenas y asesor de cabecera, Alex Vernot, fue capturado por su participación en los hechos de corrupción liderados por el prófugo empresario Carlos Mattos.

Ahora, la que sigue en la fila es la señora Zamora quien se desempeñó como secretaria general de la Alcaldía de Bogotá durante la accidentada administración de Petro. Con el caso Vernot, el excandidato de extrema izquierda ha guardado silencio, a pesar de que el país sí quiere saber cómo se manejaron los recursos que el abogado preso le dio a él durante muchos años. Ahora, frente a la inminente imputación de cargos contra Zamora, ¿Petro también guardará silencio?

Lo cierto es que la muy posible captura de la cuestionada Martha Lucía Zamora, discípula del perseguidor Iván Velásquez –expulsado de Guatemala por abusar de sus funciones como miembro de la comisión de la ONU contra la corrupción en ese país- es una prueba más del nivel de podredumbre, corrupción y desorden que imperan en el seno de la JEP, tribunal ilegítimo creado por Santos para lavar los crímenes atroces cometidos por los cabecillas de las Farc, esos mismos a los que la imputada Zamora favoreció desde su despacho de secreataria general de esa entidad.

@IrreverentesCol

Publicado: octubre 2 de 2018