Votar por Ordóñez no se debe a que usted sea de derecha, ¡no!, es por el simple hecho de que tiene sentido común y sabe que es la única opción de rescatar al país del declive en el que vamos.

Esta semana se oficializó el lanzamiento de campaña a la Presidencia de la República por parte del exprocurador Alejandro Ordóñez. Gran sorpresa debió generar el hecho de que no se lanzara por el Partido Conservador o por el Centro Democrático, sino que se decidiera por la independencia para así lograr representar la mayor cantidad de colombianos posible.

Ordóñez, desde que Santos lo sacó de la Procuraduría y contrario a lo que muchos vaticinaban, ha tenido gran relevancia. Podríamos ya pensar que es uno de esos fenómenos políticos equiparables a Donald Trump o al presidente Álvaro Uribe.

Tanto que era cuarto en encuestas sin siquiera lanzar su candidatura, pero esta semana hubo un hecho político que con seguridad lo catapultará ante esos colombianos que buscan ser representados.

En su lanzamiento, muchos apostaron a un sinfín de posturas que tomaría el exprocurador como bandera de campaña, pero ¡oh sorpresa!: su norte será la defensa de la familia… esa familia que esta dilapidada desde el 91 y que hoy día pretende acabar esa dictadura de las minorías.

A diferencia de los otros candidatos que se ubican en el espectro de la derecha, Alejandro Ordóñez es el único que sabe cómo se debe “hacer trizas” el acuerdo de paz. Eso es mediante una Asamblea Nacional Constituyente.

No menos importantes, otros ejes de su campaña son el reducir los impuestos en Colombia; acabar con la informalidad, la cual, dice, no se trata de “ocupación sino de empleo digno”. En el área de la seguridad se compromete con regresar la ley y la autoridad para que los colombianos no tengan miedo de salir a la calle y “el pillo vuelva a tenerle miedo a la autoridad”; y qué decir de la salud: más que una “reingeniería del sistema” que busque dejar de tratar a los pacientes como clientes, propone acabar con el paseo de la muerte y con esos mercaderes de la salud de los colombianos.

Sin duda, Ordóñez es un candidato de lujo que logra entender la necesidad de los colombianos, esos que el 2 de octubre dijeron no al nefasto acuerdo entre Santos y el terrorismo; esos que hoy en día tienen miedo de salir a las calles por los altos índices de delincuencia; que exigen trabajo digno y menos impuestos… esos colombianos que reconocen la familia como el núcleo fundamental de la sociedad, esos sensatos que buscan que volvamos a esas buenas épocas en que el país avanzaba.

Por todo esto que he descrito sé que en el 2018 voy a votar por Ordóñez a la Presidencia y sé que la sociedad colombiana lo llevará al triunfo, ese triunfo que rescatará a Colombia del hueco al que nos ha conducido, sin frenos, este mal gobierno.

@SdrodriguezT

Publicado: mayo 10 de 2017