Análisis de Camilo Rubiano Becerra

Colombia tiene cerca de 2 millones de pensionados, un número que parece no ser muy alto, teniendo en cuenta que estamos hablando de un país de cerca de 47 millones de habitantes. Pero llegar a pensionarse se ha convertido en una hazaña y a veces se les puede considerar como héroes a esas personas que después de haber trabajado y aportado al sistema por muchos años, logren acceder a este derecho. Adicionalmente, se habla de proeza, porque es un sistema completamente complejo por la burocracia. A ello, hay que sumarle que hoy en día el sistema de pensiones público colombiano, sufre un hueco cercano a los $38 billones de pesos. La causa de esto, en primer lugar es la corrupción, pero en segundo lugar se da porque el modelo inicialmente creado, ya no es viable teniendo en cuenta las nueva realidades.

En Colombia, la mayoría de los afiliados a sistema pensional no logran pensionarse. Por ejemplo, en el régimen de prima media, el modelo se estableció. Para que las pensiones que tuvieran que pagarse, se hicieran con gran parte del dinero consignado por los trabajadores activos que estuvieran aportando al sistema. Hoy en día, esa balanza ha variado. En un momento se tenía cerca de 13 trabajadores activos, aportando al sistema por 1 adulto mayor pensionado. A la luz de hoy, la situación según datos del gobierno, es de 6 trabajadores activos por cada adulto pensionado, pero los datos que tiene Asofondos arrojan algo totalmente distinto. Aquella asociación afirma que en este momento, sólo hay 2 trabajadores activos aportando, por cada adulto pensionado. Una situación supremamente preocupante, ya que hace inviable el sistema, debido a  que no existe la suficiente liquidez consignada por los aportantes, para cubrir lo que se necesita en la pensiones.

Ante esta dramática radiografía, uno se pregunta ¿dónde esta el gobierno? Cabe recordar, que durante la campaña de la reelección, el presidente candidato, en búsqueda de votos, se comprometió con los pensionados con que iba a tramitar un proyecto de ley para que ellos no tuvieran que aportar tanto a salud y por ende lograran tener más recursos de su pensión. Dicho proyecto, se presentó y tramitó en el Congreso, pero sorpresivamente el mismo gobierno a través del ministro Cárdenas, pidió que lo archivaran. Hechos como este, muestran lo poco que le importa a este gobierno, los 2 millones de pensionados y los demás colombianos que están ad portas de acceder a este derecho.

El gobierno Santos ya va a cumplir 7 años, durante los cuales siempre se habló de la grave situación que estaba atravesando este sector y por ende de la reforma pensional que se debía realizar de manera urgente.  Pero parece que para el gobierno, este tema no fue importante, lo que hace responsable del hueco de mas de $38 billones de pesos, únicamente a  Juan Manuel Santos.

Como joven, veo con preocupación la actual situación del sistema pensional. Cada día la idea de lograr acceder a una pensión es mas lejana. Colombia es un país con unos hábitos de ahorro muy bajos, por lo que hace necesario que el Estado brinde la herramienta de un sistema de pensión adecuado, que le genere la tranquilidad a la persona, para que el día que llegue a cumplir la edad de retiro, cuente con un dinero importante para vivir.

Esta debió ser una de las principales preocupaciones del gobierno, pero lamentablemente como en otros campos no le importo, hoy se ven las consecuencias de la irresponsabilidad, un hueco de $38 billones que nos hace preguntarle al gobierno: ¿ Y los pensionados qué?

@camilorubianobe

Publicado: junio 5 de 2017