El papá del senador Lizcano vendió motos a las alcaldías en las que su hijo obtuvo la mayoría de votos.

El presidente del Senado, Mauricio Lizcano está en el ojo del huracán por cuenta de unas irregularidades en la adquisición de predios donde él y su ambiciosa familia proyectan construir una gasolinera.

Su padre, el excongresista Óscar Tulio Lizcano, quien estuvo secuestrado durante más de 8 años por la banda terrorista de las Farc, tiene como actividad comercial la venta de motocicletas a través de “Motos del Ruiz S.A.S”, empresa que fue matriculada en julio del año 2012, en el mejor momento político de su hijo el senador Lizcano quien se perfilaba como uno de los grandes escuderos del gobierno de Juan Manuel Santos.

Según el senador Lizcano, “mi papá está hace 37 años en el negocio de las motocicletas”. Así mismo, se ha quejado porque los periodistas investiguen detalles de las actividades comerciales de su padre, alegando que aquello pone en riesgo su vida y la de todos los miembros de su familia.

En el mismo sentido, Lizcano asegura que jamás se ha valido de su condición de congresista para favorecer los negocios ni las inversiones fmailiares.

El papá del presidente del congreso de la República está en todo el derecho de hacer los negocios que quiera y de ganar cuanto dinero le sea posible. Lo que llama la atención es que el doctor Oscar Tulio Lizcano haya celebrado contratos con municipios de Caldas en los que su hijo es el gran elector.

En mayo de 2014, pocas semanas después de las elecciones de congreso, la empresa de Lizcano celebró con la alcaldía de Neira un contrato para la venta de 2 motocicletas para la policía de ese municipio por $44.563.500 pesos.

Dos meses antes, el senador Lizcano había obtenido la mayor votación en Neira. 2052 personas votaron por él. La cifra no diría gran cosa si a renglón seguido no se expone que aquel resultado significa que el 22.18% de los electores votaron por Lizcano.

En 2015, cuando el senador se preparaba para ser presidente del congreso, su padre siguió vendiendo motocicletas por todo el departamento de Caldas, particularmente en aquellos pueblos donde su hijo tiene un poder arrasador.

En Risaralda, Caldas, don Oscar Tulio Lizcano le vendió a la alcaldía una motocicleta en mayo de 2015 por $14.236.250 pesos. En ese municipio, su hijo el senador obtuvo el 21.24% de los votos en las últimas elecciones de congreso -1093 ciudadanos sufragaron por él-.

En julio de 2015, “Motos del Ruiz S.A.S” celebró el contrato de compraventa SA-SIP-05-2015 con la alcaldía de Samaná, Caldas. El objeto del mismo, “la compraventa de cuatro motocicletas no remanufacturadas con destino a los organismos de seguridad e investigación del municipio de Samaná, Caldas”.

La empresa de los Lizcano recibió por ese negocio la suma de $61.542.239 pesos. Y se repite lo mismo que en los otros municipios en los que anteriormente se habían vendido motocicletas: Lizcano es el dueño la mayoría de los votos. En las elecciones de 2014, el 35.82% de los electores votaron por él -3198 personas-.

Palestina, Caldas, donde el actual presidente del Senado Óscar Mauricio Lizcano obtuvo la mayor votación en las últimas elecciones de Congreso -1759 sufragios que representan el 24.39% del total-, también le compró 3 motocicletas al papá del parlamentario por las que se pagaron $49.501.350 pesos.

Resulta curioso que aquellos municipios en los que el doctor Mauricio Lizcano es el gran barón electoral, sean los mismos que de manera directa celebraron contratos con la empresa del padre del legislador para efectos de adquirir motocicletas de dotación para la policía nacional.

El senador Lizcano, quien normalmente tiene una explicación para todo, se defenderá diciendo que su papá es libre de vender motos en cualquier pueblo de Colombia, lo cual es cierto. Pero también es cierto que ningún otro distribuidor de motocicletas tiene el privilegio de ser el padre del cacique político de aquellos lugares en los que los alcaldes se apresuraron a firmar los contratos, seguramente “para no quedarle mal al senador”.

@IrreverentesCol

Publicado: febrero 20 de 2017