Análisis de Camilo Rubiano Becerra

En uno de los mejores discursos del Ex Presidente John F Kennedy, este  dijo que  “es el tiempo de las nuevas generaciones de líderes, para que enfrenten nuevos problemas y nuevas oportunidades. Porque hay un nuevo mundo para conquistar”. A menos de ocho días de las elecciones y abiertas desde hoy las votaciones anticipadas en el exterior, el país tiene la oportunidad de renovar la política con un hombre que representa la juventud, la preparación, la experiencia y el inmenso amor por Colombia.

Iván Duque, ha logrado construir un liderazgo que lo ubica hoy como la persona más indicada para ocupar la primera magistratura del Estado colombiano. Bajo la premisa de hacer política con mayúscula, de hacer política con la P de propuestas y principios. En su labor como Senador, le demostró al país que en el Congreso sí se puede ir a trabajar. Respaldado por el Presidente Uribe y una bancada disciplinada y preparada como la del Centro Democratico, adelantó importantes debates, con los que desnudó las irresponsabilidades con las que el gobierno Santos dirigió el país.

Así mismo, demostró que en la política pueden existir consensos y por esto, se convirtió en el congresista de oposición con el mayor número de proyectos de ley de su autoría aprobados por el Congreso.  Entre esos está la ampliación de la licencia de maternidad, la ley naranja y el proyecto de ley que impulsa las Empresas B.

Duque, a lo largo de estos años también ha demostrado una amplia experiencia en materia económica y por eso importantes medios especializados en esa materia lo han ubicado como una de las personas con mayor preparación para poder enfrentar la actual coyuntura que atraviesa el país.

 

Pero su liderazgo  ante todo, lo  construyó con la ciudadania. Su agenda y visión de país es producto de sus amplios recorridos por Colombia donde escuchaba atentamente la problemática narrada por la comunidad. Duque inició estos recorridos, con los talleres Construyendo País, del cual tuve el honor de acompañarlo desde sus inicios.

Este fue, el más amplio ejercicio de diálogo directo con la ciudadanía que yo haya podido ver. La idea no era que escucharan a Duque, la idea principal era que Duque escuchará a la ciudadanía, pero adicionalmente de escucharlos, lo principal era que la ciudadanía le diera propuestas y soluciones. De esta forma, es  que Iván Duque logró construir su plan de gobierno y es que  no hay nada mejor que una política pública se construya de abajo hacia arriba.

Duque, representa esa expresión de renovación que requiere la política colombiana, también representa la expresión de rechazo frente a las prácticas politiqueras y corruptas, así mismo representa a los colombianos trabajadores y luchadores incansables, que quieren soñar con un mejor país donde las oportunidades sean para los buenos y donde los malos paguen por sus actos.

Es por esto, que los invito a que masivamente salgamos a votar, estamos atravesando un momento trascendental en nuestra historia y tenemos que actuar. El futuro es de todos y juntos lo podemos construir. ¡Votemos por Iván Duque!

@camilorubianobe

Publicado: mayo 21 de 2018