La política  tiene dos caminos y es una decisión personal cuál es el camino que individualmente se escoge para ir en alguna dirección, en la política el camino ancho es muy fácil y rápido, se puede avanzar sin muchos problemas – en el corto plazo – y por qué no, llegar a los cargos más importantes sin ninguna dificultad, aunque eso si con una premisa: renunciando a los principios colectivos y personales para conseguir un bien propio, eso si no honroso.

Hay otro camino, el angosto donde cuesta, donde hay que dar muchas batallas, ese camino el cual no garantiza llegar donde se quiere llegar y posiblemente ver llegar a quienes actuaron distinto a mi, por el camino ancho, llegar más lejos de lo que yo pude llegar. Quiero decir en este escrito que por ello además  me siento orgulloso de los precandidatos del Centro Democrático, porque decidieron ir por el camino angosto por Colombia y no por el ancho.

María del Rosario Guerra de la Espriella es prueba de ello de que vale la pena ir por el camino angosto, el de los principios. Que altura de ella con la palabra. Su honradez, virtud y su gesta por Colombia fueron coherentes, con  su decisión del pasado 28 de noviembre, al retirar su pre candidatura presidencial luego de conocer el resultado de la encuesta donde se escogería el candidato del Centro Democrático .

Un gran lección nos da María del Rosario, a quienes somos jóvenes y queremos hacer política, y a quienes ya son adultos y aun no han aprendido a hacerla de forma correcta. Gracias senadora por su compromiso, por marcar una pauta dentro del Centro Democrático, es usted para nosotros la prueba de que si se puede hacer política bien hecha y si se puede al mismo tiempo hacer política y enaltecer los principios de la familia, poner en marcha la virtud del conocimiento e impulsar los valores democráticos, que así sea difícil es el camino angosto el que vale la pena, es el camino que Dios manda.

Senadora María del Rosario, vamos, vamos a retomar el camino con mano firme otra vez, de la mano de Dios, el Presidente Uribe, nuestro candidato único, el grupo de precandidatos y todos los colombianos.

P.D. 1. Quedan pocos días para conocer el candidato de Centro Democrático que los colombianos escojamos al mejor, lo que sucedió en el congreso con las circunscripciones especiales de paz es inédito en una democracia estable y respetable, es nuestra decisión hacia donde vamos.

2. Cuidado con la decisión de Sergio Fajardo de tomar camino solo, puede querer retornar el discurso de la centro – derecha y conseguir seguidores de nuestras tesis y poner en marcha otro discurso.

@NicoUCD

Publicado: diciembre 2 de 2017