Uribe continúa su esfuerzo para evitar la separación de Panamá:

La doctrina Monroe, publicada en 1823, protegía las recién creadas naciones americanas luego de su independencia e impedía el intento de volver a colonizarlas. La Santa Alianza conformada por Rusia, Prusia y Austria tuvieron el obstáculo de esta para la reconquista de Hispanoamérica.

Uribe insiste ante el embajador Martínez Silva: “…Todos estos hechos y otros que omitimos, justifican ampliamente la creencia de los pueblos americanos acerca de que la política extranjera de los Estados Unidos –de la cual la doctrina Monroe es el más relevante exponente– significa intervención y equivale a reivindicar para aquel país el carácter de agente de policía internacional, papel dictatorial para él y humillante para nosotros y por tanto execrable por ambos títulos”.

El embajador Martínez Silva le pregunta porqué la prevención contra Estados Unidos y Uribe le responde: “…al que yo le temo más siempre es al Tío Sam que tan duramente trata a sus discípulos hispanoamericanos, sin excluir a ninguno, pues usted recordará con Chile el incidente de Baltimore, obró tan duramente como con nosotros en la época del malhadado melón de Panamá”.

En otra misiva le dice a Martínez: “En Colombia son los revolucionarios los que hacen avances de acomodamiento pacífico, y el gobierno el que los rechaza y el que acaba de proclamar la guerra a muerte. Usted no es un sectario a quien ciegue el interés del partido o de facción, a usted puede hablársele de patria… Cada día que pasa, lejos de traerme incertidumbre sobre el “Manifiesto de Paz” me persuado de que no había otro camino… Es un acto de imbecilidad del gobierno negarme personería para hablarle al partido, y, como usted dice, rehusarse a tratar conmigo… Finalmente, añada usted las persecuciones de hecho, que no cesan un punto, y que el gobierno hace todo de su parte para que la revolución no termine.”

Sobre la obtención del dinero del Canal diría Uribe: “…que no es para destinarlo al mejoramiento del papel moneda sino a la compra de elementos de guerra para exterminar los miembros de un partido político que tiene declarado estar dispuesto a dejar las armas en cambio de algunos de los derechos que le corresponden y de que han sido privados desde hace dieciséis años.

Con visión realista precisó: …el gobierno y el pueblo americano necesitan un canal de propiedad exclusiva para el comercio universal y que en caso de guerra o conflicto sirviera como alternativa militar. …inclinar a los Estados Unidos hacia Panamá sería perder el canal más tarde. Porque digamos las cosas claras; ni a usted ni a nadie se oculta la verdad resplandeciente de que al porvenir de Colombia y al de la política hispanoamericana, no conviene que el canal llegue a ser propiedad de los Estados Unidos, sino que se construya por todas las potencias, para que garanticen la neutralidad. Y agrega:  …de nada valen la suavidad y la elegancia de las palabras de cuya sinceridad, hay derecho a dudar. …Hechos, como la invasión de Panamá en América central; el envío de buques de guerra a El Salvador, a Venezuela y a Brasil; incursiones en Bolivia para tomar posesión de concesiones que el gobierno local había hecho a ciudadanos norteamericanos y el bloqueo de abastecimientos en la guerra civil de Chile. Los Estados Unidos no se vedaban a si mismos como había sucedido con los territorios de California y Texas arrebatados a México.”

La tarea que ejerce después de la pérdida del Panamá es loable, la veremos en la última columna sobre este tema.

El Rincón de Dios

“Queridos hijos, también hoy estoy con vosotros, os miro y os bendigo y no pierdo la esperanza de que este mundo cambie para bien, y la paz reine en los corazones de los hombres. La alegría reinará en el mundo porque os habéis abierto a mi llamada y al amor de Dios. El Espíritu Santo está cambiando a una multitud que ha dicho sí.” Mensaje de María, Reina de la Paz.

@rafuribe

Publicado: junio 5 de 2020