Venezuela era uno de los países más prósperos a finales del siglo pasado, contaba con un futuro impresionante, tenía todo lo necesario para convertirse en una potencia regional; infortunadamente la debilidad institucional y la falta de credibilidad en los partidos políticos, abrió la puerta para que el nefando personaje de Chávez tomara el poder y ocurriese lo que todos ya sabemos.

La situación actual del hermano país de Venezuela es lo suficientemente conocida, y creo oportuno no ahondar en tales temas. Lo que sí considero humildemente se debe rescatar y mencionar, es la unión del pueblo venezolano, que, cansado ya de tantos atropellos e injusticias, decidieron unirse todos alrededor de la bandera de su país y dejar de lado cualquier diferencia, para así caminar conjuntamente y exigir lo que por derecho les pertenece: la libertad.

En anteriores años ya habían existido movilizaciones y notas de protesta en contra de Chávez y de Maduro, pero nada parecido a lo que acontece actualmente. Hoy Venezuela cuenta con una oposición más sintonizada, más organizada, una oposición que fue capaz de dejar de lado sus intereses personales, por así decirlo, y colocar por encima la libertad democrática de todo un pueblo. Sumándole a ello, el liderazgo firme y decidido de Colombia, que encabeza del Presidente Duque, ha permitido crear un bloque amplio, necesario y suficiente alrededor del pueblo y en contra de la dictadura, lo cual ha llevado incluso a la desesperación por parte de la cúpula chavista.

Y qué decir de esa figura joven, refrescante y oportuna de Juan Guaidó, quien ha logrado unir a todo el pueblo y la comunidad internacional para exigir un gobierno de transición para Venezuela y llamar a elecciones libres y equilibradas.  Antes de él hubo figuras representativas como Leopoldo López y Henrique Capriles, por ejemplo, quienes asumieron el liderazgo de la oposición en su momento logrando aportar su granito de arena a esta lucha y que serán recordados. Como también quedará en la mente de muchos latinoamericanos el nombre de María Corina Machado, una mujer con un liderazgo impecable y de valor civil admirable, ella también ha sido pieza fundamental en la lucha patriótica que han librado a lo largo de tantos años.

El tiempo para Maduro está contado, de eso no queda duda alguna, sé que eso lo hemos leído o escuchado en anteriores ocasiones y nada ha ocurrido, pero las condiciones de hoy son diferentes  a las de ayer, hoy se tiene un pueblo compenetrado y una comunidad internacional sintonizada con un mismo objetivo. Pero también hay que decir que la recuperación económica, política, social y cultural de Venezuela no va a ser nada fácil, los retos serán enormes, pero Venezuela, al igual que Colombia, tiene la capacidad de salir adelante sin importar la crisis que se tenga, eso ya lo ha demostrado la historia y nuevamente quedará registrado.

Venezuela no estás sola, Colombia te acompaña, estaremos firmes para contribuir en lo que se requiera. Siempre hermanos, siempre unidos. ¡Que regrese la libertad!

@AndresSaavedra_

Publicado: enero 31 de 2019