Serán tres encuestadoras que harán cada una, una encuesta por semana. Es decir serán nueve encuestas.

Cada semana, el precandidato que  tenga menos porcentaje se retirará, hasta llegar al escogido.

Si las cosas salen según lo acordado debe haber candidato y listas al Congreso el 11 de diciembre. En caso de empate se extendería una semana más.

Para tranquilidad de lo precandidatos se creó un comité garante integrado por personas muy respetables que le darán tranquilidad a los precandidatos.

Se hizo el mayor esfuerzo por tener un mecanismo riguroso y ajustado a la realidad.

Escogido el candidato, los cuatro precandidatos deben ser fundamentales en la campaña. Además el Uribismo debe rodear al elegido y hacer el trabajo necesario para lograr el triunfo en las presidenciales.

Esta semana las redes están aún más llenas de calumnias e infamias, sobre todo con Iván Duque. Es realmente  increíble la capacidad de algunas personas para difamar detrás de las redes.

El expresidente Álvaro Uribe ha mandado muchos mensajes a quienes tienen este tipo de conductas. No les importa y siguen en lo mismo. A falta de argumentos, buenas son las calumnias.

La campaña de Iván Duque se ha distinguido por no injuriar ni calumniar a nadie. La verdad eso genera tranquilidad en el alma y aleja el odio que carcome el corazón.

Es mejor ser frentero y decir lo que se piensa, que andar escribiendo tras una fachada o contratando personas solo para calumniar. ¿Qué triste dedicar el tiempo a tratar de destruir a una persona? ¿Cómo se puede confiar en una persona que hace este matoneo? Dejan ver su calidad humana. Esa misma que van transmitiendo a sus hijos. En vez de enseñar a construir, enseñan a destruir. Ni siquiera son conscientes de eso.

Es muy preocupante además que haya personas que no respeten las ideas de los demás. Solo por no estar de acuerdo pueden llegar a límites insoportables de intolerancia. No ser agresivo, no significa estar de acuerdo. Significa haber sido bien educado. ¿Por qué tanto miedo para escuchar?

Para triunfar nos debemos enfocar en lo que nos une, no en lo que nos divide. Es la única manera de llegar a la presidencia.  El Uribismo es el único capaz de sacar a Colombia de esta situación tan lamentable en muchos aspectos, especialmente la economía, la corrupción y la seguridad.

La unión hace la fuerza. Tenerlo pendiente para no equivocarnos.

P.D. La vida es una ruleta, a veces arriba, a veces abajo.

@AliciaArango

Publicado: noviembre 22 de 2017