En esta época de incertidumbre, con el avance imparable de la infección por el coronavirus, hay personas que no descansan. Su invaluable trabajo para ayudar a otros es admirable, trayendo optimismo y tendiendo la mano a los más vulnerables.

La Fundación Tecnoglass, que por más de 15 años ha colaborado con la gestión de proyectos y programas de desarrollo social en las comunidades donde ejerce influencia, ahora está enfocada en la misión de entregarle mercados a las familias más necesitadas.

Christian Daes, CEO de Tecnoglass, desde el inicio de la emergencia ha destinado recursos para la consecución y entrega de alimentos.

El fin de semana, hizo un anuncio que ha despertado la solidaridad de muchos y que, a la vez, se constituye en una esperanza para cientos de campesinos que, angustiados, no saben qué hacer con sus cosechas.

En efecto, Daes puso en marcha un plan destinado a realizar compras directas a los productores. Así, toneladas de frutas, vegetales, tubérculos, no se dañarán y, antes bien, servirán para garantizar la alimentación de miles de familias de distintos barrios en la ciudad de Barranquilla.

En muchos trinos, Christian Daes ha explicado cómo se ha ido perfeccionando su idea. En uno de ellos expresó: “Ya hemos cerrado negocios por varios camiones cargados de yuca, ñame, plátano y patilla. Compras directas a productor. Gana el que siembra y gana el que consume…”

En medio de tanta angustia, el proyecto de los Daes es un bálsamo para tantas personas humildes cuyo sustento ha quedado en suspenso como consecuencia de la dolorosa parálisis que se está experimentando en Colombia.

No han sido pocos los que aplaudieron la iniciativa de la Fundación Tecnoglass. Uno de ellos, el abogado Abelardo De La Espriella expresó su apoyo a la misma: “#BitácoraEconómica El gran @ChrisDaes promueve una idea genial de doble vía: comprar a productores directamente; yuca, plátano y ñame para repartirlos entre la gente necesitada. Así los primeros no pierden la cosecha, y los segundos no pasan hambre. ¡Voy pa’ esa!”.

En tiempos críticos como el que ahora estamos viviendo, resultan meritorias iniciativas como esta, en la que ganan los sectores menos favorecidos. La solidaridad, más que un discurso debe materializarse y la familia Daes así lo ha entendido.

@IrreverentesCol

Publicado: abril 5 de 2020