El asesor de las Farc en el proceso de paz, Álvaro Leyva Durán, ha mantenido la tesis de que sin el ex presidente Uribe y la fuerza de opinión que él orienta, los acuerdos Farc- Santos serán endebles y será muy difícil que se mantengan en el tiempo.

Él mismo ha dicho a algunos contertulios, que a su vez hablaron con LOS IRREVERENTES, que su tesis sobre el carácter de “Acuerdos Especiales” de todo lo que se firme en La Habana, sólo podría sostenerse jurídicamente si hay respaldo unánime de los colombianos a semejante ficción jurídica. Y, Uribe, según Leyva, habla por casi la mitad de los colombianos.

La semana pasada, el ex ministro Leyva solicitó una cita urgente con el ex presidente quien lo recibió en una Universidad. Conversaron unos quince minutos. Leyva dijo a Uribe que era necesario un encuentro con Timochenko para ventilar lo que se ha acordado y explicar los planes de la organización una vez firmen los acuerdos.

El expresidente se remitió solo a la doctrina que ha guiado su política, tanto cuando fue gobernador de Antioquia como cuando fue presidente. Parece que Leyva entendió mal el mensaje, porque informó a las Farc y al gobierno que Uribe iba a pensar lo de la reunión.

La verdad es que el expresidente no tiene ninguna duda de que su escenario hoy es el Congreso. Y desde allí y desde los medios de comunicación le dirá al país lo que tenga que decir. Lo que no excluye que se reúna cuántas veces sea necesario con Leyva, a quien considera un interlocutor válido, civilizado y leal. Lo que nunca podrá decirse de una persona como Timochenko, cuyas manos están manchadas de sangre y sus víctimas, que se cuentan por millares, esperan confesiones y el sometimiento suyo a las penas alternativas que deberá purgar.

                     El exministro Leyva ha insistido para que Uribe se reuna con Timochenko

LOS IRREVERENTES están en capacidad de asegurar que el expresidente nunca ha contemplado ni siquiera la posibilidad de reunirse con las Farc ni mucho menos organizar un viaje a La Habana.

Al contrario. El Propio Uribe está al frente de la organización logística de la “firmatón” que se iniciará el próximo 4 de junio, fecha que coincidirá con la firma de un acuerdo de “cese definitivo de hostilidades” entre Santos y las Farc.

La “firmatón” (ver artículo: “Resistencia civil en marcha”) será una campaña en la que los ciudadanos “en ejercicio de los derechos que nos confiere la constitución política y en defensa de la misma, nos adherimos a esta proclama sobre la paz que queremos”, según dice el encabezamiento de la proclama que LOS IRREVERENTES conocieron en exclusiva y que pretende exigirle a Santos que abandone su intención de firmar un acuerdo de impunidad para los crímenes de las Farc.

@IrreverentesCol