Todavía no sabemos cuando va a terminar la pesadilla del coronavirus, ni en Colombia ni en el resto de países, hasta ahora lo único claro es que el día que pasemos este capítulo el mundo habrá cambiado, nunca será el mismo. Ninguno de los vivos había experimentado una crisis de estas proporciones en su vida.

Estoy seguro que la forma de ver la vida será diferente como también lo será la toma decisiones, de la manera de definir el riesgo y de afrontarlo, mejor dicho, preparémonos para una nueva realidad.

Hoy por la mañana leía el periódico fresco, el de el día, mas de la mitad de los temas que vi no tenían razón de ser en la realidad que vivimos, por ejemplo, hablaban de viajes, de conocer nuevos sitios, de nuevas opciones de hoteles, cuando estamos confinados en nuestras casas hasta nueva orden, ninguna propaganda era atractiva para el momento, puede ser que estas hayan sido contratadas hace una semana cuando la realidad era otra.

A nivel de inversiones en acciones los precios de la mayoría de los activos están a precio de remate, las bolsas han caído en los últimos días así:

            Standard & Poors:       30%     EEUU

            Dow Jones:                  33%     EEUU

            Colcap:            46%     Colombia

            Bovespa:                     44%     Brasil

Como ven estas han sido históricas, ya hay muchas oportunidades, el problema es que cada día pueden estar mas baratas, no se sabe cuanto va a durar. Si así están los índices, hay acciones individuales que están mas baratas todavía y son de compañías muy solidas.

Si hablamos de Renta Fija los precios también están bastante atractivos, solamente los TES con vencimiento del 2024, títulos del Gobierno colombiano, el mejor riesgo local, han subido desde el 5.90% hasta el 8.20%.

La globalización está en entre dicho, la mayoría de los países están cerrando las fronteras para prevenir que las personas infectadas con el virus lleguen, los vuelos están en niveles del 30%, muchas de las aerolíneas seguramente irán a la quiebra, ya bastantes países están dando estímulos a estas empresas.

Otras dos industrias tienen un riesgo muy grande de sufrir en esta crisis, por un lado el sector del entretenimiento, en todos sus clases, el cine y los conciertos por ejemplo por cuenta de la congregación de personas demorarán mucho en estabilizarse, lo mismo pasa con la gastronomía que ha tenido un gran auge últimamente tiene un gran riesgo, en la mayoría de las grandes ciudades ya cerraron sus puertas pero siguen teniendo costos fijos importantes de personal y de arrendamientos.

El comercio en general puede cambiar mucho a futuro, sobretodo lo que tiene que ver con la moda, por cuenta del tele trabajo y de las cuarentenas aumentará la relajación en la forma de vestir de las personas, no creo que la corbata sobreviva al coronavirus, lo mismo pasará con otras prendas que nadie usa en estas condiciones. El comercio online recibirá un espaldarazo.

Esperemos que el mundo pueda superar esta crisis sin dejar mucho regado en el suelo, para eso la colaboración de todos y cada uno de los habitantes de la tierra es necesario, todos debemos ser soldados de la causa, por ahora nuestra función es quedarnos en casa.

@SANTAMARIAURIBE

Publicado: marzo 23 de 2020