La escena del asesinato aleve del abogado y defensor de los Derechos Humanos, Óscar Santo Domingo en la ciudad de Barranquilla es escalofriante. 

El pasado 13 de junio, mientras caminaba junto a su perro dos antisociales que se movilizaban en una motocicleta acabaron con su vida. El sicario, lo asesinó a mansalva y por la espalda. Cuando el abogado agonizaba en el piso, con toda la sevicia se bajó de la motocicleta con el propósito de rematarlo. 

Días antes de su muerte, el abogado Santo Domingo grabó un video en el que reveló que la Unión Patriótica, movimiento que durante décadas sirvió como brazo político de los terroristas de las Farc, había ordenado su muerte y la de su padre, Federico Santo Domingo. 

En palabras del jurista asesinado, “mi nombre es Óscar Santo Domingo, y quiero denunciar ante toda Colombia, cómo la Unión Patriótica, a través de personas como Lucho Cruz de Barranquilla y el departamento del Atlántico señalan a líderes campesinos y líderes sociales como en mi caso, Óscar Santo Domingo y el de mi padre, Federico Santo Domingo para que nos asesinen bandas criminales como Los Rastrojos. Es increíble que la Unión Patriótica, hoy día se encargue de señalar ciudadanos para que sean después asesinados. Es increíble que la Unión Patriótica hable con un lenguaje de guerra en estos momentos de paz. Yo pregunto a la doctora Aida Avella: ¿Un defensor de derechos humanos tiene que ser de izquierda o de derecha, o por el contrario un defensor de derechos humanos tiene que quitarse la miopía ideológica para defenderlos a todos por la paz. Ese es mi deber. Lucho Cruz, una persona que ha provocado que pronto asesinen a mi padre y a mi. No tenemos protección del Estado”.

Y sin protección ninguna, el abogado fue asesinado a plena luz del día. La suya, era una muerte anunciada, sin que las autoridades hicieran lo correspondiente para evitar que sus denuncias se cumplieran. 

Luis Arnulfo Cruz Orozco es un sindicalista y cabecilla del partido comunista en la ciudad de Barranquilla que aspiró a la Cámara de Representantes en las elecciones de 2018, por la lista de la Unión Patriótica, haciendo fórmula con Aida Avella. 

Fue fundador de la CUT, e hizo parte del sindicato de Avianca. La fiscalía general de la nación tiene la obligación de iniciar, cuanto antes, la respectiva investigación por el asesinato del abogado Santo Domingo, partiendo de la sindicación que él mismo hizo, señalando a Aida Avella y a Cruz de ser los instigadores de su muerte y la de su padre, cuya vida debe ser protegida con especial celo. 

Todos los elementos están servidos para que la justicia actúe de manera pronta y evite que el crimen del abogado Óscar Santo Domingo quede en la impunidad.

@IrreverentesCol

Publicado: junio 15 de 2020