Hoy, el Senado de la República realizará una Audiencia Pública en la población de San Alberto, Cesar. El tema central será la aplicación de la Ley de Restitución de Tierras. Los convocantes son los senadores José Obdulio Gaviria y Alfredo Rangel, quienes viajaron a primera hora de hoy a la zona. Conversamos con el Senador Rangel sobre el particular.

LOS IRREVERENTES: ¿ Cuál es el propósito de esa Audiencia Pública ?

ALFREDO RANGEL: Muchos sectores del campesinado están inquietos, desasosegados, por la forma como el Estado está aplicando la Ley de Restitución de Tierras. El propósito de la Ley es loable. Quién puede estar en contra de que se le devuelva a sus legítimos dueños las tierras que les fueron usurpadas violentamente por los grupos terroristas o mafiosos. Pero una ley justa no puede ser incubadora de injusticias.

LI: ¿De qué injusticias se trata?

AL: En desarrollo de la aplicación de la ley ha surgido todo un cartel de falsos demandantes que, acompañados de abogados inescrupulosos y hasta de compinches en la administración pública y el sector judicial, le han arrebatado su tierra a propietarios legítimos o compradores de buena fe. Hay múltiples denuncias sobre casos como esos en varios departamentos del país, como en Santander, Sucre y Cesar. Por eso hemos escogido a San Alberto para hacer la audiencia.

LI: ¿ Quiénes van a asistir a la Audiencia ?

AL: Es una convocatoria abierta para que asistan los miembros del Congreso interesados en el tema, pero sobre todo los voceros de las comunidades campesinas afectadas por esos atropellos, y las autoridades locales. El país debe conocer  directamente esta problemática a través de sus propias víctimas. El problema se ha mantenido muy oculto, no aparece en los grandes medios de comunicación, es prácticamente invisible, pero afecta la vida de muchas familias campesinas que están en riesgo de perderlo todo por la forma abusiva como en muchos casos se está aplicando la Ley de Restitución de tierras.

LI: ¿Desde el comienzo ha existido la impresión de que hay personas que abusan de la Ley de Restitución. Sabe usted quiénes son?

AL: Avivatos que buscan apropiarse de las tierras de familias campesinas que las han trabajado honradamente durante todas sus vidas, o que las han comprado de buena fe hace algunos años. Inventan falsas demandas con falsos testigos para acusar a esos legítimos propietarios de que se apropiaron de esas tierras mediante amenazas directas o aprovecharon la presencia de grupos armados en la zona para comprar a precios irrisorios  las tierras. Pero al parecer también hay una estrategia de grupos criminales de distinta pelambre para apropiarse de esa misma forma de las tierras utilizando testaferros; quieren establecer corredores de control territorial para sus fines criminales.

LI: ¿En pocas palabras: la misma ley abrió la posibilidad de que personas sin escrúpulos abusen de la misma?

AL: Con el fin encomiable de favorecer a las víctimas reales del despojo de tierra , la Ley creó una cantidad de grietas legales por donde se están colando los avivatos y los criminales. Una de ellas es la inversión de la carga de la prueba, lo cual quiere decir que es el acusado el que debe probar su honradez mientras que al acusador se le considera desde el principio como una víctima del despojo. O sea, al propietario actual de la tierra se le estima culpable desde el comienzo, mientras que al que pone la denuncia, así sea fraudulenta, se le considera inocente. De otra parte, el Estado protege y apoya al demandante desde el inicio, así sea un criminal, mientras que el propietario honrado queda desamparado, librado a su suerte, teniendo que afrontar un juicio inclemente asumiendo todos los costos.

LI: ¿Y una audiencia pública sí es el mecanismo idóneo para encontrar las soluciones a esa problemática?

AL: En la Audiencia vamos a escuchar a las comunidades víctimas de estos abusos. Algunas familias ya lo han perdido todo a manos de avivatos, criminales, falsos testigos, funcionario venales y jueces inescrupulosos. Sus casos nos servirán para  buscar los medios legales para impedir esos abusos, ajustando la Ley donde sea necesario y corrigiendo las fallas que aprovechan los hampones de todo tipo. Pero para que haya posibilidad de hacerlo en el Congreso, primero tenemos que hacer visible el problema y denunciar todas las arbitrariedades que están ocurriendo. Para esto nos ayudará la Audiencia.

@IrreverentesCol