El presidente Iván Duque hará su gira visita oficial a los Estados Unidos, en un momento clave para las relaciones bilaterales.

El país aún no olvida la visita que en mayo de 2017 Santos le hizo al presidente Trump, en la que el mandatario estadounidense hizo un fuerte llamado de atención por cuenta del exagerado incremento de los cultivos ilícitos en nuestro país.

En dicho encuentro, el señor Trump saludó a Santos diciéndole “estamos alarmados con el aumento de la cocaína”.

Para el gobierno de Washington, la victoria de Iván Duque fue un bálsamo y el cambio de las relaciones bilaterales es evidente. Colombia volvió a ser el socio estratégico de los Estados Unidos en nuestra región.

El papel de la cancillería colombiana ha sido clave en el relanzamiento de las relaciones con los Estados Unidos, país que ha liderado de manera decidida la búsqueda de una solución para la crisis política, económica y humanitaria que se vive en Venezuela.

Para Colombia es clave mantener unas relaciones fluidas, sinceras, amistosas y transparentes con los Estados Unidos. Más allá de la agenda antinarcóticos, son muchos los aspectos económicos y políticos que obligan a que nuestro país se esfuerce por afianzar la alianza con Washington.

Horas antes de que el presidente Duque y su comitiva iniciaran la visita oficial, el embajador de los Estados Unidos en Bogotá, Kevin Whitaker expresó su preocupación frente a la posibilidad de que la ilegítima jurisdicción especial de paz, JEP se le atraviese a la extradición del capo del narcotráfico, alias Jesús Sántrich.

Una de las herramientas más eficaces de la cooperación judicial entre los Estados Unidos y Colombia es, precisamente, la aplicación plena del tratado de extradición.

Es evidente que Sántrich continuó traficando estupefacientes después de la entrada en vigor del acuerdo suscrito entre Santos y alias Timochenko, razón por la que mal haría la JEP si se inventa algún argumento retorcido para salvar a Sántrich de la extradición.

La del presidente Iván Duque será un agenda muy intensa. Además de la reunión bilateral con el presidente Donald Trump, sostendrá encuentros con la speaker –presidenta- de la Cámara de Representantes, Nancy Pelosi, con el líder de la mayoría republicana en el Senado, Mitch McConnell y con miembros del comité de relaciones exteriores del congreso.

Igualmente atenderá eventos organizados por prestigiosos centros de pensamiento asentados en la ciudad de Washington y dictará una conferencia en la prestigiosa universidad de Georgetown.

La visita del presidente Duque es de gran importancia por el momento político que se vive en nuestra región. Colombia ha sido el principal impulsor latinoamericano de una solución a la crisis que se vive en Venezuela. Lo cierto es que, apoyados por los líderes de muchos países, los presidentes Trump y Duque son los verdaderos arquitectos de la caída del tirano venezolano, Nicolás Maduro y los propiciadores del restablecimiento de la democracia y la libertad en Venezuela.

Así las cosas, la del presidente Duque será una gira clave y sus resultados positivos se verán en el muy corto plazo.

@IrreverentesCol

Publicado: febrero 12 de 2019