María del Rosario Guerra de la Espriella, “ sincelejana, caribeña, esposa y madre de tres (3) hijos, con profundos principios cristianos. Mujer que toda la vida ha trabajado toda la vida con rectitud, compromiso y dedicación en beneficio de la patria y de los más necesitados”, así se describe la hoy precandidata a la Presidencia de la República por el partido Centro Democrático.

En medio de los intensos debates que surten en la última semana de legislatura en el Congreso de la República, de la agenda intensa de los pre candidatos a la Presidencia y de la preparación para el Foro Democrático en la ciudad de Yopal el día 17 de Junio de 2017, la senadora María del Rosario Guerra nos ha contestado esta entrevista de una manera muy particular vía WhatsApp y por notas de voz, demostrando una vez más que para “renovar la sociedad no se necesita ser joven de edad, sino de corazón e ideas” como diría una colega.

Nicolás Ordoñez (NO): Senadora María Del Rosario, es usted posiblemente de los precandidatos a la Presidencia por el Centro Democrático, la persona que más tiempo lleva al lado del expresidente Uribe, no por menos fue el expresidente quien la invitó a ser precandidata, quien mejor que usted nos pudiera decir  ¿Qué es ser Uribista? ¿Y qué es ser del Centro Democrático?

María Del Rosario Guerra (MRG): Ser Uribista es compartir las tesis promovidas por Álvaro Uribe, de la seguridad democrática, de la confianza inversionista, de la Cohesión Social, del Estado Austero y descentralizado y del diálogo popular en su alcance más amplio.

Es defender a largo y ancho del país esa seguridad como un valor democrático, ese amor por la patria para recuperar nuevamente la confianza en sus instituciones y es también respetar la iniciativa privada y respetar la libre empresa como fuente fundamental de generación de riqueza y de empleo.

El Centro Democrático es la expresión política de lo que ha sido Álvaro Uribe y sus tesis, el Centro Democrático tiene definido también sus pilares, este partido lo que hace es un balance precisamente entre aquello que es importante para la sociedad, como de un lado el orden, la libertad, los principios de un Estado democrático y fuera de eso recupera sobremanera un tema que es para nosotros es vital y es que los ciudadanos tienen que escucharse, respetarse y orientarse.

El Centro Democrático no es un partido de indefiniciones, sino de definiciones claras sobre estos pilares, que son los cinco (5) pilares del Uribismo.

NO: Senadora, en distintas regiones la hemos visto hablar con la comunidad en las calles, ¿qué diferencia encuentra usted en esa población que cuando fue ministra también visitó a la que encuentra hoy?

MRG: Efectivamente, una de mis satisfacciones es el diálogo permanente con los ciudadanos yendo yo a saludarlo, a buscarlo, a escucharlo, a que me conozcan, a que me oigan también y que he encontrado, he encontrado nuevamente algo que vivimos en el año 2001 – 2002 la desesperanza, la pérdida de confianza en las instituciones, la pérdida de confianza en sus dirigentes y prácticamente un negativismo que no es bueno.

Los países, las comunidades tienen que tener sueños y esperanza, y yo tengo que el sueño que este país vuelva a ser un país que respete la autoridad, las leyes, un país de gente trabajadora, honesta, comprometida, un país solidario, un país donde efectivamente todo ese potencial productivo de recursos naturales, de las personas y del conocimiento se ponga al servicio del país.

Y por supuesto a eso es a lo que nos estamos enfrentando. Tenemos que volver a recuperar ese amor por Colombia, ese respeto por la autoridad y por las instituciones y volver a plantearle a los colombianos que hay esperanza, que Colombia vuelva a ser un país que salga adelante gracias al tesón y al trabajo de su gente.

NO: Dice usted que Colombia necesita una mujer presidente, y a consideración personal, sin lugar a dudas usted tiene la hoja de vida para serlo, aunque quiero preguntarle ¿Qué hace diferente que sea una mujer o un hombre? ¿Por qué?

MRG: Cuando yo planteo la importancia que una mujer sea presidente, lo planteo porque en Colombia hoy el 51 % de la población somos mujeres y porque el 54 % de las personas que salen de la universidad son mujeres, o sea las mujeres nos hemos preparado, hemos demostrado nuestro trabajo, que somos comprometidas, que somos trabajadoras, que somos leales, fuera de eso que somos honestas y además de ello la mujer colombiana hoy ha demostrado también mucha solidaridad.

El país lo construimos todos hombres y mujeres, niños y adultos mayores, de todas las regiones de la patria porque el país se construye con todos, pero démosle la oportunidad y a una mujer preparada, de un partido que es la esperanza para Colombia, a unas mujeres que nos duela esta patria, que queremos servirle con la firmeza que tenemos para tomar decisiones y con el gran corazón para ser generosos con los colombianos.

Además esto no simplemente es por ser mujer, ¡no! Esto es porque se tienen unos requisitos, y yo creo que hoy Colombia tiene que abrirle la oportunidad a las mujeres en muchos frentes para cerrar brechas y también para demostrar que hay un estilo de gobierno que puede ser hasta mucho más cariñoso con del pueblo colombiano como lo es lo que podemos dar muchas de nosotras.

NO: ¿Ministra? o ¿ Senadora? Cuál experiencia le gusto más.

MRG: Mire, yo he disfrutado mucho ambas experiencias, la de ministra fue fascinante, porque yo soy ejecutora y fue la manera de poder llevar a cabo una política pública como lo fue la masificación de internet, como el acceso democrático de los medios de comunicación, como la radio comunitaria y comercial , como poder masificar también el acceso a computadores y poder volver a un concepto fundamental, que es el concepto de las nuevas tecnologías para el trabajo, para la justicia o para reducir en el Estado procesos tiempos y trámites. Eso me encanta, me fascina porque es una manera de realizar aquello que está proponiendo lo pueda realizar.

El Congreso tiene otras fascinaciones, hacer debates de control político, la fascinación de poder escuchar a los ciudadanos y ver materializado un proyecto de ley en muchos de los temas que hoy se necesitan solucionar.

Pero hacer política es exigente, es duro, y hacer una buena política aún más, una política de propuestas, de ideas, de gestión. Yo creo que hay que aprender a disfrutar cada momento que la vida le va abriendo y esa ha sido mi filosofía, disfrutar y comprometerme con cada momento y hacerlo bien, porque mi lema es trascender, dejar huella y hacerlo siempre sobre la base de cambiar lo que en mis manos este.

NO: Puede definir a María del Rosario Guerra de la Espriella en una palabra y si es posible a cada uno de sus compañeros pre candidatos:

MRG: Iván Duque: inteligente y preparado, Paloma Valencia: dotada para mover corazones, Rafael Nieto: profesional comprometido y serio, Carlos Holmes: experiencia, serenidad y María Del Rosario: soñadora.

NO: Muchas gracias Senadora.

MRG: Muchas gracias.

@NicoUCD

Publicado: junio 17 de 2017