Uno de los grandes retos que tienen las listas abiertas es el de controlar y garantizar la disciplina partidista. El Centro Democrático, no había padecido esa dificultad, por cuenta de que en 2014, las listas a Senado y Cámara de Representantes –con excepción de Santander- fueron cerradas.

En esta oportunidad, se resolvió que cada candidato debe buscar sus propios votos, lo que abre la puerta para que se presenten casos como los que se han venido registrando, en el sentido de que aspirantes del Centro Democrático, hacen alianzas electoreras con candidatos de otros partidos.

Esta semana, LOS IRREVERENTES denunciaron el caso del candidato a la Cámara por el departamento de Santander, Edwin Ballesteros quien tiene publicidad política con la senadora por el partido Cambio Radical, Daira Galvis.

Candidato uribista, compartiendo publicidad con senadora de Cambio Radical

Pero aquel no es el único episodio. Este portal, conoció que en el departamento del Valle, el candidato al Senado John Harold Suárez está haciendo campaña con Álvaro Monedero, quien es aspirante a la cámara de Representantes por el partido liberal.

Afiche del candidato John Harold Suárez, respaldando a un aspirante del partido Liberal

Una alta fuente del Centro Democrático le confirmó a este portal que hasta ahora se han detectado 6 casos de candidatos que no están cumpliendo con el requisito básico de la disciplina partidista, razón por la que la colectividad uribista está atendiendo esta situación con la seriedad y trascendencia que merece.

Igualmente, el partido emitió una circular en la que recuerda la prohibición de la doble militancia. En el documento, suscrito por la veedora nacional del Centro Democrático, se lee que “los estatutos [del CD] en particular prohíben expresamente ‘realizar actos de propaganda o solicitud de voto a favor de otra colectividad política cuando concurra el Centro Democrático a las mismas elecciones’, desde luego sin perjuicio de las alianzas debidamente autorizadas, que para el caso de Congreso de la República, no existe alianza ninguna”.

El llamado resulta fundamental en este momento, sobre todo para enviar un mensaje a los políticos profesionales que tienen aval del CD y que, en aras de conseguir unos votos, sellan alianzas con sectores con los que el partido uribista está emulando.

La consulta interpartidista

Ahora que empieza la campaña para definir al candidato único de la coalición del NO, en la que se enfrentarán el candidato oficial del CD, Iván Duque, Alejandro Ordóñez y Marta Lucía Ramírez, se presentará un proceso complejo por cuenta de un hecho que es innegable: el respaldo real que muchos militantes del Centro Democrático han expresado a favor de Ordóñez o de la doctora Marta Lucía Ramírez.

Será muy difícil prohibirle a un uribista que no exprese su simpatía por alguno de los rivales de Duque, pues al final del día, gane quien gane, deberá recoger el respaldo de todos los seguidores de los tres contendientes.

Así las cosas, deberán acordarse unas reglas de juego claras para evitar contratiempos y conflictos durante la campaña, pues resulta fundamental que las bases de seguidores no propicien enfrentamientos que causen fracturas insubsanables que terminen perjudicando la candidatura única que llegará a la primera vuelta en las elecciones presidenciales.

@IrreverentesCol

Publicado: enero 25 de 2018