La lucha por la defensa de la democracia de grandes patriotas, Rafael Uribe Uribe, Álvaro Gómez Hurtado, Álvaro Uribe Vélez, siempre será incomprendida, malinterpretada y vilipendiada por los hombres mínimos, pero sus esfuerzos tendrán vigencia a pesar de los años, de que los persigan o los maten, porque los hombres superiores y sus ideas ni desaparecen ni se difuminan. 

Uribe Vélez propone un referéndum para disminuir las curules del congreso; reformar la justicia; el acuerdo con las Farc guardando el respeto a los reinsertados de buena fe; y eliminar la JEP, ello me lleva a revivir la propuesta de Uribe Uribe en 1904 que, con los ajustes de época y actuales funciones del Senado, tendría vigencia.

Convertir el Senado en una Cámara de Trabajo:

“…Vivimos bajo el reinado de la abogadocracia, es la casta de los abogados, con su hueca fraseología y sus formas sutiles la que rige el país. En la composición de nuestros congresos predominan las profesiones liberales; políticos profesionales, legistas, médicos, literatos, periodistas, rara vez un comerciante, un agricultor o un ingeniero, nunca un industrial y un hombre práctico. ¿Cómo quieren que salgan buenas leyes del recinto donde predomina la retórica y la intriga?”    

“…La Cámara del Trabajo (Senado) la elegirían los gremios, los propietarios urbanos y rurales, el comercio y la navegación, los agricultores, los industriales y obreros, los mineros, las universidades, las academias (medicina, jurisprudencia, ingeniería), la iglesia, el ejército. Si el parlamento ha de ser como una reducción fotográfica tal como es allí -en la Cámara del Trabajo- debe haber voceros de todos los cuerpos que en el país existen y tienen vida propia, voceros que traten con especial competencia los asuntos de su resorte, echados por general a perder por entrometidos presuntuosos que no los conocen ni tienen interés en ellos. Así una Cámara reflejaría la unidad de los elementos constitutivos nacionales, la otra la multiplicidad de los elementos históricos y sociales”.

“…La Cámara alta solo sirve para provocar conflictos y luchas estériles y para desacreditar el sistema parlamentario más de lo que está. ¿Es justo que se empleen días, semanas y aun meses, en largas y huecas discusiones políticas que le cuestan un dineral a nuestra nación…, que todo lo espera de quienes tan mal corresponden a su anhelo? …atribuyámosle funciones que correspondan a un fin en la vida nacional, y en esta tierra donde a nadie debe permitirse estar ocioso o de mero criticón de lo que hacen los demás, rejuvenezcamos esa institución caduca, pongámosle oficio al Senado, y que eche a andar al compás de las exigencias del tiempo. …La Cámara del Trabajo así constituida debe dividirse en tres secciones: la de los intereses comunes: estadística, asistencia pública, comercio, finanzas, trabajos públicos, defensa nacional, relaciones entre el capital y el trabajo, enseñanzas, higiene; la de los intereses especiales: agricultura, minas, manufacturas, medios de transporte, bellas artes, pedagogía; y la de aplicaciones sociales: estímulo a los descubrimientos e invenciones, crédito, seguros, etc…” Meses después lo propone en el Congreso y recomienda que sus sesiones sean permanentes durante todo el año.

El Rincón de Dios

“Cuenta el jardín por las flores, no por las hojas que caen. Cuenta tu vida por las sonrisas, no por las lágrimas.”

@rafuribe

Publicado: octubre 16 de 2020