Una crisis de proporciones imprevistas se cierne sobre la Sala Penal de la Corte Suprema de Justicia, que, previsiblemente, derivará en una guerra de todos contra todos en la Sala Plena de esa corporación.

El detonante fue la violenta requisitoria que el magistrado Acuña Vizcaya hizo a sus compañeros de la Sala Penal, a raíz de un auto de esa Sala que niega una petición del ex senador y ex gobernador del Cauca, Juan José Chaux Mosquera. Chaux pidió que su juicio por presunta parapolítica pasase, el 15 de marzo anterior, a competencia de la JEP. La mayoría de la Sala negó la petición.

El contenido y la forma del salvamento de voto del magistrado Acuña son violentos. Juristas consultados por LOS IRREVERENTES afirmaron que, de hecho, el texto es casi que un auto cabeza de proceso contra sus compañeros de la Sala Penal de la Corte por el delito de prevaricato.

El expediente de Chaux Mosquera está en la Corte para sentencia, pero dos hechos jurídicos nuevos cambiaron completamente el escenario: 1. La constitución de la jurisdicción especial, la JEP, que debe abocar el conocimiento de los delitos cometidos “en razón del conflicto”, lo que evidentemente incluye las acciones del paramilitarismo (por lo cual se juzga al ex gobernador) y, 2. La vigencia del acto legislativo número 1 de 2018 que establece la doble instancia para el procesamiento de los aforados.

El Salvamento de Voto del magistrado Acuña acusa a sus compañeros de “ir en contravía” de los dos actos legislativos referidos y les recuerda que la Sala “perdió competencia constitucional para proferir sentencia en los procesos de única instancia”. Y va más allá: acusa a la Sala de “tener un afán por la conservación de la competencia en el presente asunto”. El magistrado Acuña denuncia que la intención de la Sala es condenar a Chaux y que por ello no quiere soltar el expediente.

LOS IRREVERENTES consultaron con dirigentes políticos y sociales del departamento del Cauca sobre la personalidad y antecedentes del ex gobernador Chaux . Todos coinciden en que él fue un “gobernador anti Farc”. “La última bomba con la que los terroristas intentaron matarlo pesaba más de 200 kilos”, nos dijo un testigo. “Es difícil encontrar a alguien, después del presidente Uribe, que sea más odiado en el Cauca por los terroristas”, agregó. Los dirigentes caucanos consultados por Los Irreverentes coinciden en que la Corte quiere condenar a Chaux Mosquera y que nunca va a permitir que el expediente derive hacia otra corporación en donde Chaux podría ser absuelto.

En los círculos jurídicos se espera con mucho interés el desenlace de la confrontación entre el magistrado Acuña y la mayoría de la Sala Penal de la Corte? Se trata de un asunto de colisión de competencia y podría trascender a otras cortes o, incluso, a la Corte Interamericana de Justicia, puesto que Acuña acusó a sus colegas de incurrir “en una violación al derecho de doble instancia (…y) significa desconocer la existencia y validez de una reforma constitucional, por demás favorable a los intereses de los procesados, y adicionalmente, establecer un tratamiento desigual e inaceptable entre dos variedades de aforados”, el segundo de ellos, los que se ven “despojados de tal garantía procesal”.

@IrreverentesCol

Publicado: abril 9 de 2018