¿Cuál es la intención real del gobierno para lograr la eliminación de cultivos de coca por aspersión aérea con glifosato?

La agencia internacional para la investigación del cáncer (IARC en inglés) ha revisado los estudios realizados sobre el glifosato para concluir, en un informe publicado en 2015 en la revista The Lancet, que “hay pruebas convincentes de que el glifosato puede causar cáncer en animales de laboratorio y hay pruebas limitadas de carcinogenicidad en humanos (linfoma no Hodgkin)”. Por esa razón ha reclasificado su peligrosidad y este agente ingresó en el grupo 2A catalogado como “probablemente cancerígeno”.

El glifosato es el herbicida de más uso a nivel mundial. Es utilizado comunmente en agricultura y jardinería. Es el principio activo del herbicida Roundup de la compañía Monsanto, y la utilización ha aumentado masivamente ya que los cultivos transgénicos están modificados genéticamente para tolerar dosis muy elevadas de este químico.

Dada la reclasificación del glifosato, el gobierno decidió sin más, retirar las aspersiones a los cultivos de coca y continuar la erradicación manual de cultivos ilícitos.

En un país como el nuestro, que en este momento es el primer productor de coca en elmundo, no se puede eliminar una medida tan importante, sin evaluar el riesgo/beneficio que tiene el aumento de producción del alcaloide. Sabemos con certeza cuáles son los efectos nocivos de la cocaína, que además es un problema de salud pública muy grave, en cambio, los efectos del glifosato no están comprobados.

Diariamente se utilizan miles de sustancias químicas en empresas agrícolas y en cultivos rurales sin mayor control, que el especificado en los riesgos laborales para el uso adecuado de elementos de protección individual. El Ministerio de Trabajo, hasta ahora está iniciando inspecciones en empresas del funcionamiento de los Sistemas de Seguridad y Salud en el Trabajo, en las zonas rurales, esto no se realizará hasta dentro de varios años. No se explica entonces por qué tantas trabas para el uso del glifosato.

Desde el 2015, el Consejo Nacional de Estupefacientes, empezó a investigar qué otras sustancias podrían a futuro reemplazar el glifosato para erradicar cultivos ilícitos en Colombia. Se determinó que 15 sustancias químicas reúnen las características suficientes para cumplir esa función, la más opcionada, el glufosinato de amonio. Además en esta determinación se tendrán en cuenta los conceptos del Ministerio de Salud y de Ambiente.

Es por cuenta de la Fiscalía General de la Nación, que se abre de nuevo el debate de la fumigación aérea con glifosato. Colombia espera que se acoja la recomendación insistente del fiscal, Néstor Humberto Martínez, para de una buena vez acabar con el negocio de las Farc, cuyos miembros, aún desmovilizados en las zonas de concentración y sin ningún control continuarán traficando drogas ilícitas.

Lo cierto es que, como advirtió el doctor Alejandro Ordóñez, horas antes de ser sacado arbitraria y abusivamente de la Procuraduría General de la Nación, Colombia es un mar de coca.

@IrreverentesCol