En los últimos ocho años a los colombianos se nos había acostumbrado a que el diálogo solo estaba permitido si uno había portado fusiles, extorsionado o secuestrado, ya que para la ciudadanía de a pie no existía tal espacio, por ello, ha generado enorme alegría y tranquilidad ver la mano ejecutiva pero amiga del gobierno de Duque, quien desde el primer día de su mandato intensificó su agenda y dio prioridad al pueblo, ese mismo pueblo olvidado y abandonado. Una muestra de ello es poder observar con la eficacia que el gobierno nacional he respondido a la emergencia ambiental que viven algunas regiones del país hoy día. Para tal labor el Presidente Duque nombró en el cargo de Director de la Unidad Nacional para la Gestión de Riesgo y Desastres al ingeniero payanes, Eduardo José González, o conocido también como el “Mono” González. Un hombre probo, sin tacha en su hoja de vida, con amplia experiencia en lo público pero especialmente con una calidad humana de muy alto nivel. Recién posesionado debió partir de inmediato a las zonas afectadas, y por su confianza y conocimiento, el Presidente lo designó como responsable de la reconstrucción de Mocoa. Sin duda alguna tal compromiso lo llevará a cabo con total diligencia, tan así es, que en 24 horas lograron restablecer el servicio de agua al 100 %.

También durante el primer sábado de mandato, la comunidad tuvo la oportunidad de observar a su Presidente en las regiones, acompañado de todo su gabinete, el cual estaba atento de los reclamos de la ciudadanía y a su vez de las instrucciones del Presidente. Tales espacios denominados “Construyendo país”, permitirán generar lazos de confianza entre gobierno y ciudadano, los cuales favorecerán exclusivamente los intereses nacionales, como es el deber ser. El primero de estos escenarios se realizó en Girardot, Cundinamarca; al finalizar el taller, quedaron varias tareas y cada una de ellas con un responsable, el cual deberá dar lugar en el menor tiempo posible.

También se ha dado la directriz a todos los funcionarios de ajustarse el cinturón y economizar, basta ya de tanto derroche. Y qué decir del paquete de proyectos de ley radicados ante el legislativo, los cuales van acorde a lo asumido en campaña. Coherencia es lo que se ha visto.

Van pocos días de gobierno, es cierto, pero ello no ha sido impedimento para que desde el primer segundo todos estuvieran dispuestos a trabajar, a servirle al país y a dejar el sudor en la cancha con tal de poder obtener logros que nos beneficien por igual. Este no es el gobierno de unos pocos, este es el gobierno de todos, sin distingo alguno. Aquí se trabajará con amor por Colombia, esa debe ser la verdadera regla.

@AndresSaavedra_

Publicado: agosto 16 de 2018