Análisis de Camilo Rubiano Becerra

El miércoles 18 de octubre a las 8 am, estaré lanzando mi primer libro, titulado “Un Acuerdo Inviable”. La idea de escribir este libro, nace después de la dura campaña del plebiscito y de ver cómo al Presidente Santos no le importó el rechazo mayoritario del constituyente primario y de manera abusiva nos hizo conejo firmando un acuerdo que no quería la mayoría de colombianos.

La idea mía, al escribir este libro, no es más que brindarle a los colombianos herramientas claras para que miren de una manera objetiva las inviabilidades tanto en materia económica como jurídica, que se encuentran en el acuerdo firmado entre las Farc y el gobierno de Juan Manuel Santos.

Dentro de la inviabilidades en materia jurídica, analicé el punto de justicia, la nueva Justicia Especial para La Paz, las penas que esta contempla y una comparación con el Derecho Internacional. Lo cierto es que el punto de justicia, es un adesfesio jurídico y va a en contra de la Constitución Política, las leyes nacionales y los acuerdos internacionales de los que Colombia hace parte. La JEP, el instrumento mediante el cual van a desarrollar este punto, no es más que un Tribunal que sustituye de manera absoluta la rama ordinaria, ya que podrá intervenir en temas penales, disciplinarios, administrativos y fiscales, podrá reabrir procesos violando el principio de La Cosa Juzgada y le restringirá a la Corte Constitucional la revisión de tutelas.

Adicionalmente, la JEP le garantizará a los autores de crímenes de lesa humanidad que no tengan que pagar ni un solo día de cárcel como lo señala el artículo 60, igualmente el artículo 36 les garantiza la participación política y el artículo 38 y 39 define que el narcotráfico, la extorisión, el asesinato de policías y soldados, se pueden considerar como delitos políticos por conexidad y por ende podría aplicarse la amnistía.

Este punto de justicia y del cual hace parte la JEP, va en contra del Estatuto de Roma, del que Colombia hace parte. La Corte Penal Internacional, es la encargada de vigilar que los países que suscribieron el Estatuto de Roma, lo cumplan a cabalidad, que no exista ningún grado de impunidad en los procesos que adelantan y que sus penas sean proporcionales con el delito que cometieron. Algo que abiertamente no se va a cumplir en Colomba y por ende convierte a este acuerdo, en un Acuerdo Inviable en materia jurídica.

Al mismo tiempo, analicé las inviabilidades económicas que tiene la implementación del acuerdo, debido al alto costo que representan todos los compromisos asumidos por el estado, para darle cumplimiento a lo pactado. Voy a hablar solo del primer punto del acuerdo, la Reforma Rural Integral. Este punto busca darle todas las herramientas al campo colombiano, para convertirlo en un sector competitivo y mejorar la calidad de vida de los casi 13 millones de colombianos, que viven en la ruralidad. Lo que pasa es que el gobierno le mintió a los campesinos colombianos, ese cuento de que inmediatamente después de firmados los acuerdos ellos iban a salir de la pobreza e iba a llegar mayor inversión, ¡es pura paja!. El cálculo que hizo la Misión Rural, para desarrollar el campo  fue de $195 billones de pesos en 15 años, algo así como $13 billones al año, algo que está muy lejos de los $1.8 billones que aprobó este gobierno para el campo en el presupuesto del año 2018.

Este es un ejemplo, de por qué el acuerdo también es Inviable en materia económica, teniendo en cuenta la delicada situación fiscal y económica que atraviesa el país, temas que también fueron analizado a profundidad en el libro.

De esta forma, los invito muy especialmente a que lean el libro y a los que puedan que me acompañen en el lanzamiento de este libro, que cuenta con un excelente prólogo del Presidente Álvaro Uribe Vélez.

Fecha: 18 de octubre  de 2017

Hora: 8:00 AM

Lugar: Hotel Dann Carlton ( calle 93b # 19-44)

@camilorubianobe

Publicado: octubre 17 de 2017