Tal vez, como nunca antes, se siguió una campaña electoral norteamericana tan de cerca, con tanto interés nacional e internacional, teniendo en cuenta que ambos candidatos se encargaron de crecer como espuma el ambiente interno por cuenta de los escándalos mediáticos que le terminaron pasando la factura a Hillary Clinton.

Por su parte, Mr. Trump sorprendió a todos los incautos analistas políticos de los grandes medios de comunicación estadounidense, especialmente CNN Politics quien le otorgaba apenas el 1% de probabilidades de ganar en junio de 2015.

Finalmente, fueron 303 votos electorales para Mr. Trump vs 202 de la Sra. Clinton. Tremenda trumpada al establecimiento mamerto norteamericano.

Una de las razones por las cuales ganó Mr. Trump se debe, creo yo, a que el individuo se cansó del marxismo cultural, de lo políticamente correcto,  de la equidad de género, del libre consumo de drogas, del aborto, de tanto progresismo que solo pretende destruir los valores tradicionales establecidos para formular un nuevo país, como lo propone JMS .

Hastío o rechazo a todo lo que representa lo que se conoce como el socialismo del siglo XXI.

Del libre comercio. Parece paradójico, pero el modelo de libre comercio debe entrar a cuidados intensivos.

A su vez, la gran prensa hizo hasta lo imposible para deteriorar la imagen de Mr. Trump e influenciar en la toma de decisión del elector. Prueba de ello, fue la filtración previa de las preguntas a los debates, denuncia que realizó Mr. Trump durante las últimas semanas de campaña lo que deterioró aún más la credibilidad de los medios de comunicación, de la gran prensa, quien deberá hacer un juicio de valor, una reflexión como bien comentó Barack Obama, sobre su accionar durante esta campaña electoral Vs. sus líneas editoriales.

Los medios de comunicación ya no saben diferenciar entre proteger sus intereses económicos o fijar sus líneas editoriales acordes con la ética periodística, no con la empresarial.

El portal 360 grados se preguntó ¿quiénes son los derrotados?

El “Establishment” en su totalidad, esto comprende las viejas élites políticas americanas, los grandes empresarios que volcaron todo su dinero a la campaña de Hillary Clinton para evitar que Trump ganara, los grandes medios de comunicación, sobre todo; CNN, un canal que aparentemente era imparcial pero que demostró en esta carrera presidencial como se puede fácilmente sacar de contexto información, retardar resultados incluso como lo hizo el día de la elección, solo colocar a panelistas que apoyan a un candidato, entre otras maniobras que le costaron mucha credibilidad.

The New York Times, medio en el que tiene buena parte de derechos el mexicano Carlos Slim también perdió, aunque fue el primero que reconoció a eso de las 10 – 11 PM que la victoria de Trump era inminente. En conclusión; era Donald J Trump contra todo el mundo.

El segundo gran derrotado de la jornada electoral fue Barack Obama y el Partido Demócrata. Más de 300 votos electorales lo confirman. Ha sido un voto castigo brutal contra esa izquierda progresista. Si el gobierno de Obama hubiera sido bueno, el discurso de Mr. Trump no tendría cabida.

Las reacciones del establecimiento mamerto al contundente triunfo de Mr. Trump han sido desconcertantes, de la misma manera como lo fueron cuando ganó el NO en Colombia.

El lingüista Chomsky, por ejemplo, sostiene que el resultado de Mr. Trump es producto del miedo y de una sociedad quebrada por el neoliberalismo. Nada más sesgado teniendo en cuenta que Mr. Trump es producto de un pésimo gobierno de Obama, sobre todo en su segundo mandato. Si no fuera por el capitalismo que tanto ataca la izquierda mamerta, los Estados Unidos no sería lo que es como potencia.

Ricardo Angosto, periodista español se pregunta: ¿Cómo ha sido posible que el candidato antisistema odiado por el establecimiento y los medios de comunicación norteamericanos haya podido ganar las elecciones sin que nada ni nadie fuera capaz de prever tal posibilidad?

Precisamente, Ricardo, porque la gente se hastió de tanto progresismo mamerto que destruye a la sociedad, al individuo. Se cansó de ser políticamente correcto.

Finalmente, considero que Donald Trump paid the ticket por ser valiente al mostrar la realidad norteamericana para producir una sacudida  a un establecimiento dormido en sus laureles.

Know, Mr. Trump, we need your pay back. Se viene Francia con la derecha o de Sarkozy o de Le Pen. Creería  más en la segunda.

¿Será que en Colombia alguien se atreve a mostrar la realidad cómo es? Robledo Vs. Ordoñez.

Puntilla: Twitter de Rafael Guarín: Los medios juzgan, endiosan, calumnian, atacan, desprestigian, exorcizan, limpian, destruyen, informan, desinforman, se venden, se compran…

@RaGomezMar