Aunque la señora Cecilia Orozco, quien parece tener un interés distinto a que se sepa la verdad en el caso de Jorge Enrique Pizano, esté concentrada en desprestigiar a todo aquel que se atreva a cuestionar el proceder del noticiero que dirige, el tiempo se ha encargado de confirmar que la historia no es como Noticias Uno se ha encargado de mostrar.

La propia familia del fallecido Jorge Enrique Pizano ha tenido que interrumpir su duelo para exigir que no se sigan manipulando los audios que están en poder del noticiero dirigido por Orozco Tascón. A través de un comunicado, la viuda e hijas del ingeniero fallecido, aseguraron que “las modificaciones con las que las grabaciones han sido presentadas a la luz pública, además de poder ser considerado inmoral, no siguen los deseos de Jorge Enrique. Lo anterior debido a que la realización de tales documentos tenía el único fin de esclarecer un oscuro capítulo de corrupción del que sufre el país, por medio de la juiciosa investigación que él consideró una obligación moral más allá de su trabajo profesional. Por el contrario, jamás tuvo el objetivo de encontrar en el momento de su publicación el detrimento de un servidor público, lo cual es una desviación del problema real”. Finalizaron su comunicado diciendo que “manifestamos nuestra confianza en la investigación que adelanta la fiscalía”.

Y la investigación ha continuado. La última revelación que arrojó la misma confirma que el pote de cianuro que fue hallado el pasado fin de semana en la casa de Pizano, tenía rastros de su ADN, lo que confirma que él sí manipuló y tuvo contacto directo con ese poderoso veneno.

Carlos Eduardo Valdés, director de Medicina Legal y uno de los principales expertos forenses de nuestro país, certificó que “las muestras de ADN recuperadas [en el frasco de cianuro] corresponden a Jorge Enrique Pizano con una alta seguridad científica”.

Aquellos son los hechos y no pueden ocultarse. La semana pasada, este portal reveló la declaración de un prestigioso abogado que mantuvo contacto con Jorge Enrique Pizano. El jurista, que trabaja en la firma de Abelardo De La Espriella, reveló que Pizano portaba cápsulas con cianuro y aseguraba que se suicidaría en caso de que se librara una orden de captura en su contra.

Es posible que haya periodistas que anhelen que la historia de la muerte de Pizano fuera distinta y que estuviéramos ante un escalofriante caso en el que el protagonista termina convenientemente asesinado. Pero los hechos son irrefutables.

Los audios de Pizano han sido manipulados y descontextualizados. Se creyó que con ello, lograrían defenestrar al fiscal general. No lo lograron. Al oír la integridad de los mismos, se confirma que Pizano no tenía certeza absoluta de los hechos de corrupción que estaba comentando con un abogado particular que un año después de esos encuentros fue elegido fiscal general de la nación. La línea de tiempo de ese caso, esclarece cualquier duda.

Así las cosas, queda claro que Pizano sí tenía cianuro en su casa, que tuvo contacto con esa sustancia, que la botella en la que estaba el agua con el veneno también estuvo en contacto con él y que, como lo denunciaron su viuda y sus hijas, los audios que Noticias Uno ha revelado como una gran primicia han sido inmoralmente modificados, según sus propias palabras. Si hay un factor que le cause desprestigio al noticiero dirigido por la Orozco es, precisamente, su propio proceder.

@IrreverentesCol

Publicado: noviembre 20 de 2018