Ante los graves señalamientos contra los cabecillas de la banda terrorista y narcotraficante, Farc, el extraditable Rodrigo Londoño, alias Timochenkoha dicho en distintos medios de comunicación que en su estructura criminal “era severamente castigado el delito de violación”. Así mismo, aseguró que los bandidos que integran su estructura ilegal que fueran responsables por haber violado mujeres, “eran sometidos a consejo de guerra y fusilados”.

Igualmente dijo con todo el cinismo que las Farc tienen la voluntad de comparecer a la JEP para explicar los hechos ocurridos, pero dentro “del contexto” en que se presentaron. 

¿Acaso la violación sistemática de niñas tiene justificación alguna por cuenta del “contexto” que invoca el narcotraficante Timochenko?Si los fusilamientos a que hace referencia TImochenko, efectivamente ocurrieron, estos también deben ser investigados. 

Es claro que la JEP no va a hacer absolutamente nada para sancionar los delitos sexuales de los terroristas de las Farc. El propio Timochenkodice, con total desparpajo que “para nosotros es absolutamente normal que una niña de 10 años tenga relaciones sexuales”. Y seguramente la JEP, que es un brazo más de las Farc, va a ponderar ese argumento para efectos de impartir justicia basándose en el hecho de que las Farc, que era una banda que se declaró en rebeldía contra la juridicidad colombiana, procedía bajo su propio reglamento y sus costumbres. 

Timochenkoalega que en el campo, la vida sexual empieza cuando las niñas tienen 10 o 12 años. Y aquello, según su propia lógica enferma y degenerada, justifica a los comandantes de la guerrilla que, valiéndose de su posición de poder, abusaron reiterada y brutalmente de miles de niñas que además de ser violadas, eran embarazadas y luego obligadas a abortar en medio de las inclemencias de la manigua colombiana. 

La justicia debe operar de manera vertical contra los cabecillas de las Farc que, con nombre propio, han sido señalados por sus propias víctimas. Acá estamos ante miles de niñas que, venciendo sus miedos y poniendo la cara, han comparecido ante el Congreso y los medios de comunicación para denunciar a los miembros de la guerrilla terrorista que abusaron sexualmente de ellas. 

Debe pensarse en las víctimas, en sus derechos y no en los victimarios que son una banda de delincuentes que no han observado el más mínimo arrepentimiento, ni han manifestado voluntad de reconocer sus crímenes y reparar integralmente a las personas a las que les infringieron dolor y sufrimientos. 

El narcotraficante alias Timochenkoquiere hacerle creer al país que todos los delitos cometidos por él y sus secuaces son justificables por “el contexto” en que se cometieron, razón por la que la impunidad debe imponerse. Lo triste y angustiante es que muchos medios de comunicación que manipulan a la opinión pública, la extrema izquierda y buena, muy buena parte de los miembros y cabecillas de la JEP, creen lo mismo. 

@IrreverentesCol

Publicado: marzo 20 de 2019