Minutos después de que la JEP notificara al país que el narcotraficante alias Jesús Sántrich no será extraditado, el señor fiscal general de la nación, Néstor Humberto Martínez convocó a una rueda de prensa en la que de manera insospechada anunció que, por razones de conciencia, renunció irrevocablemente a su cargo: “Este desafío al orden jurídico [la no extradición de Sántrich] no puede ser refrendado por el suscrito. Mi conciencia y mi devoción por el Estado de Derecho me lo impiden. Por ello he presentado renuncia irrevocable al cargo de Fiscal General de la Nación”, aseveró el doctor Martínez Neira. 

El fiscal general, anuncia su renuncia irrevocable al cargo

El país ha quedado perfectamente sorprendido con la valiente y encomiable actitud del fiscal general, quien tenía plena convicción de que en el caso de Sántrich hay suficientes pruebas. El capo de las Farc fue capturado prácticamente en flagrancia mientras negociaba la venta de un alijo de 10 toneladas de cocaína con emisarios del narco mexicano, Rafael Caro Quintero, delincuente al que Sántrich, además, le envió un cuadro pintado y dedicado por él. 

Desde el mismo instante en que se conoció que 3 magistrados de la JEP, liderados por la simpatizante de las Farc Catarina Heyck, resolvieron negar la extradición de Sántrich, ordenando la liberación inmediata de ese delincuente, distintos sectores políticos del país empezaron a reclamar la convocatoria de una asamblea constituyente para reformar a la justicia. 

En diálogo con LOS IRREVERENTES, el prestigioso abogado Abelardo De La Espriella manifestó que “el caos al que está jugando la izquierda, empieza a dar frutos: la JEP obstruyendo a la justicia norteamericana, el “cartel de la toga” torpedeando las investigaciones en su contra, la impunidad bordea el 96%, la Reforma a la Justicia ‘tumbada’ por la Corte Constitucional, y la justicia politizada a más no poder. El episodio sobre la extradición de Sántrich, me recuerda la época en la que Pablo Escobar compró la constituyente del 91 para eliminar del ordenamiento legal la extradición. La única forma de salir de este lodazal, es a través de una constituyente, de lo contrario la República habrá de zozobrar”. 

Por su parte, el legendario senador uribista, José Obdulio Gaviria le aseguró a este portal que, a partir de ahora, el doctor Martínez debe ser la persona encargada de liderar la reforma a la justicia: “De una crisis monumental debería Colombia ambicionar tener una Epifanía: la revolución en la justicia. Y quién mejor que Néstor Humberto Martínez para liderar la convocatoria y las deliberaciones de una constituyente que solucione el principal problema estructural de la nación, la arrevesada estructura de nuestro sistema judicial”.

El abogado penalista y colaborador habitual de LOS IRREVERENTES, Iván Cancino, puntualizó que el caso de Sántrich “es absolutamente vergonzoso. O se acaba la JEP, o se acaba el país. Los magistrados, desde ningún punto de vista pueden argumentar que se puede aplicar la garantía de no extradición. A estas personas se les dio un proceso de paz regalado, con unas reglas mínimas a cumplir. Jamás la extradición ha requerido prueba diferente a una prueba objetiva y a pesar de ello, aquí se hicieron aseveraciones por parte del fiscal y del gobierno de los Estados Unidos, que deben ser suficientes para extraditar y juzgar a Sántrich”. Frente a la renuncia de Néstor Humberto Martínez, Cancino expresó que “el fiscal general adoptó una decisión que pocas personas toman, y es dar un paso al costado antes de violar sus valores y sus principios”.

La senadora Paloma Valencia también se pronunció al decir que “celebro que el fiscal general de la nación haya dejado claro que primero son los principios y la defensa de la democracia y del Estado de derecho, que el apego a los cargos públicos. La de él, es una demostración de carácter que reivindica no solamente al ciudadano Néstor Humberto Martínez, sino a la institucionalidad de la fiscalía de Colombia. Aceptar una decisión politizada a favor de las Farc, como la que ha tomado la JEP, equivale a tener un estado de cosas antijurídicas que destruye a las instituciones del país”. 

Habla el presidente Duque

Conocida la decisión sobre el caso Sántrich y la renuncia del fiscal general, Néstor Humberto Martínez -seguida por la de la vicefiscal, María Paulina Riveros-, el señor presidente de la República, Iván Duque Márquez, hizo una enérgica alocución en la que expresó su indignación frente a la decisión de la JEP “de ordenar la liberación del sindicado por narcotráfico, alias Jesús Sántrich. El sindicado Sántrich fue capturado por órdenes de la fiscalía general de la nación con fines de extradición, por la comisión del delito de narcotráfico”.

Respecto de las medidas que adoptará su gobierno para hacerle frente a esta grave crisis institucional que se vive en el país, el presidente Duque recordó que “dos de las objeciones por inconveniencia que presenté al congreso de la República, relacionadas con el debilitamiento de la extradición, buscan evitar este tipo de desenlaces que hoy nos indignan… El gobierno nacional respalda la decisión del señor procurador general de apelar la decisión, pues no estamos frente a un caso cerrado. Toda la institucionalidad del Estado garantizará la aplicación de la justicia, la cooperación judicial y todas las herramientas a su disposición para que no haya impunidad, serán empleadas”.

Alocución del presidente Iván Duque

Minutos después de que el presidente de la República hiciera su declaración, el Centro Democrático, en cabeza del presidente Uribe fijó su posición respecto del caso Sántrich. En un breve comunicado, leído por el propio Uribe, el partido de gobierno aseguró que “deplora que la JEP impida la extradición de Jesús Sántrich no obstante las pruebas sobre delitos de narcotráfico cometidos con posterioridad a la firma de los acuerdos de La Habana…Los excesos de la JEP y el rechazo de sectores políticos a las lógicas objeciones presidenciales, demuestran falta de posibilidades para introducir reformas, lo que acrecienta el número de ciudadanos que piden derogar esa institución”.

Comunicado del Centro Democrático

Desde la fiscalía, ya se cumplió con la orden de firmar la boleta de libertad del narcotraficante Jesús Sántrich, quien seguirá desafiando alevosamente a la sociedad colombiana, ahora desde su curul inmerecida en la cámara de Representantes. La extrema izquierda siente que ha ganado este pulso, pero como bien lo dijo el presidente de la República, este no es un caso cerrado.

@IrreverentesCol

Publicado: mayo 16 de 2019