Para efectos de superar el insoportable debate del caso Odebrecht, escándalo que sigue sacudiendo los más profundos cimientos de nuestro país, el fiscal general de la nación insistió ante la corte suprema de justicia que se designe un fiscal ad-hoc para esta investigación.

En aras de materializar esa acertada propuesta, se requería que el presidente de la República, Iván Duque presentara una terna, la cual fue integrada por 3 juristas de la más alta categoría.

La magistrada de la sala civil de la corte suprema de justicia, Margarita Cabello Blanco quien en el pasado estuvo en una terna para la fiscalía general, es una abogada con amplio reconocimiento y trayectoria. Llegó a la corte suprema en el año 2013 y en 2016 fue elegida como presidenta de esa corporación.

Ha hecho carrera en la rama judicial y tiene mucha experiencia en la administración de justicia.

La otra ternada es la actual secretaria jurídica de la Casa de Nariño, Clara María González, de lejos una de las personas en las que el presidente Duque confía plenamente. Ella, fungió como la conciencia jurídica de la campaña presidencial del doctor Duque y desde el día uno ha estado al frente de la oficina jurídica de la presidencia.

En la academia, el nombre de Leonardo Espinosa no es extraño para nadie. Lleva más de 25 años vinculado con la universidad Sergio Arboleda, claustro fundado por los doctores Álvaro Gómez Hurtado y Rodrigo Noguera Laborde y actualmente se desempeña como decano de la escuela de derecho de dicho centro académico.

Así las cosas, la sala plena de la corte suprema de justicia tiene en su manos una terna formidable para escoger a la persona que se encargará de liderar la investigación del caso Odebrecht y dar los resultados que el país espera.

Los enemigos del gobierno, que se han dado a la tarea de lanzar misiles contra la terna, antes de que se conocieran los nombres de quienes la integran.

Es evidente que el interés de la extrema izquierda no es el de que se haga justicia con el caso Odebrecht, sino hacer politiquería, buscar beneficios electorales y perseguir a sus opositores, sin importar si tienen o no relación con ese hecho de corrupción.

Hizo bien el presidente Iván Duque al presentar la terna de lujo que hoy tiene en su poder la corte suprema de justicia, tribunal que tiene el deber de elegir al fiscal Ad-hoc en tiempo record para efectos de que la persona que resulte designada pueda asumir sus funciones investigativas cuanto antes.

@IrreverentesCol

Publicado: diciembre 5 de 2018