Hace menos de un mes, el movimiento político que lidera el inhabilitado exalcalde de Santa Marta y exterrorista de la banda criminal ELN, Carlos Caicedo, presentó una terna para que el presidente Duque escoja de ella al nuevo alcalde de Santa Marta, para que ejerza al frente de la administración de ese distrito, hasta el próximo 31 de diciembre.

De acuerdo con la información que pudieron conocer LOS IRREVERENTES, los 3 aspirantes propuestos para reemplazar a Rafael Martínez, cobijado con medida de aseguramiento por cuenta de las brutales irregularidades en contratación, tienen hojas de vida colmadas de cuestionamientos que los hacen inviables. 

El presidente Duque, que tiene la lupa puesta sobre Santa Marta, ciudad que ha sido saqueada durante las últimas administraciones, debería revisar muy bien la terna presentada y proceder a devolverla, pues las personas incluidas -Ingris Mirelda Padilla, Adolfo Torné y Luis Guillermo Rubio- despiertan muchas sospechas.

Ingris Mirelda Padilla García 

Aún es recordada en la escuela Francisco de Paula Santander por los actos revoltosos promocionados por ella cuando fungía como personera estudiantil. En múltiples ocasiones, paralizó las actividades académicas recurriendo a vías de hecho y fue conflictiva con sus compañeros y profesores.

Ingresó a la Universidad del Magdalena para estudiar Administración de Empresas y como estudiante, desde el primer momento, se incorporó a los ‘escuadrones juveniles de choque’ organizados por el entonces rector del alma máter, Carlos Eduardo Caicedo Omar. El objetivo de esos “escuadrones” era el de reducir los sectores de oposición como los que representó en su momento el líder estudiantil asesinado en circunstancias nunca esclarecidas, Hugo Elías Maduro Rodríguez.

Después de graduarse, fue incorporada como Coordinadora de Centro Zonal del Instituto de Educación Abierta y a Distancia de la Universidad del Magdalena, unidad por medio de la que se extendió al resto del departamento y la costa Caribe, el proyecto extremista de Carlos Eduardo Caicedo Omar.

Ingris Padilla también trabajó para el cuestionado exgobernador del Magdalena, Trino Luna Correa. Durante 4 años, fue su contratista y asesora de la Secretaría de Educación. 

Terminada su participación en el sector parapolítico de Trino Luna Correa aceptó el llamado que en 2014 le hizo el entonces alcalde de Santa Marta, Carlos Eduardo Caicedo Omar. Se convirtió, sin mayor conocimiento, en su Secretaria de Educación.

Como incondicional del Clan Caicedo, Ingris Mirelda Padilla García fue la autora de la creación de la Universidad Politécnica Distrital Simón Bolívar, una institución de educación superior sin sede física en la que se han invertido $3.245 millones de pesos, cuya oferta académica es invisible, carece de programas acreditados por alta calidad y no cuenta con autorización del Ministerio de Educación Nacional.

En ese mismo sentido, Ingris Mirelda Padilla García ha sido la ficha clave en las irregularidades que tiene el Programa de Alimentación Escolar -PAE- de Santa Marta y que hicieron que desde 2016 la Contraloría General de la República le adelante un proceso de responsabilidad fiscal por un sobrecosto de $1.206 millones de pesos y haya ordenado en su contra, como medida cautelar, el embargo de sus cuentas bancarias, las de su jefe y las del contratista Asociación de Manipuladores de Alimentos del Cesar (Asoalimentarse).

Luis Guillermo Rubio Romero

Llegó a la vida de Carlos Eduardo Caicedo Omar en la época que cursaba la carrera de Administrador de Empresas en la Universidad del Magdalena y se ofreció como su defensor en el proceso en el que el Juez Tercero Penal del Circuito de Santa Marta, Jairo Villalba de Ángel lo condenó a 100 meses de prisión e inhabilidad por el mismo tiempo para ejercer funciones públicas, y le impuso $1.532 millones de pesos de multa, al encontrarlo culpable del delito de peculado por apropiación en favor de terceros.

Luis Guillermo Rubio Romero hace parte de la tercera generación de los “escuadrones juveniles de choque” organizados por Caicedo cuando se desempeñaba como rector de la Universidad del Magdalena.

Comenzó su carrera en la Alcaldía de Santa Marta en el 2016 como Secretario Administrativo y de allí en adelante como Secretario de Gobierno, posteriormente fue nombrado en el cargo de director de los Juegos Deportivos Bolivarianos en medio del escandalo de los escenarios deportivos inconclusos. Actualmente funge como Gerente del Sistema Estratégico de Transporte Público, entidad que, por cuenta de múltiples casos de corrupción, está en la mira de Fiscalía, Procuraduría y Contraloría.

Hace un año y medio, la Procuraduría General de la Nación tomó la decisión de abrirle indagación preliminar por participación en política. 

El Ministerio Público investiga por qué Luis Guillermo Rubio Romero el primero de noviembre de 2017, en la inauguración del estadio de béisbol, que fue usado en los Juegos Bolivarianos, estuvo acompañado del exalcalde y entonces precandidato presidencial, Carlos Eduardo Caicedo Omar.

Luis Guillermo Rubio Romero apareció reportado en el Sistema Integrado de Información sobre Multas y Sanciones por Infracciones de Tránsito un total de 11 comparendos sin pagar por un valor de $4.068.152.

Adolfo Nicolás Torne Stuwe

Es conocido como el enlace entre ‘El Clan Caicedo’ y los miembros del ‘Cartel de La Toga’ en Magdalena, posición que se ganó gracias a la estrecha cercanía que mantiene su mentor el Magistrado Alberto Rodríguez Akle con Carlos Eduardo Caicedo Omar.

Tras su graduación como Abogado y un breve paso por el Tribunal Superior del Distrito de Barranquilla, Adolfo Nicolás Torné Stuwe se convirtió en el ‘ahijado político’ del Magistrado Alberto Rodríguez Akle quien lo promovió a más de 16 cargos de la Rama Judicial entre el 2006 y el 2012, con un breve paso como asesor jurídico en el sector salud, hasta dar el gran salto a la Alcaldía de Santa Marta donde lo recibió Carlos Eduardo Caicedo Omar, cuando fungía como burgomaestre de la capital del Magdalena. 

Adolfo Nicolás Torné Stuwe comenzó su ascendente carrera en la Alcaldía de Santa Marta en el año 2013, luego que desbancara a su colega, el abogado Fabián Granados Codina a quien le quitó el cargo como Jefe de la Oficina Asesora Jurídica, el cual desempeñó hasta cuando en una reciente delincuencial maniobra, fue nombrado como Alcalde Interino por el actual gobernante detenido por corrupción, Rafael Alejandro Martínez.

Adolfo Nicolás Torné Stuwe es la cabeza principal de la relación que ‘El Clan Caicedo’ ha sostenido con fiscales, jueces y magistrados del Magdalena.

Él es ‘el hombre a la sombra’ que consigue y utiliza información privilegiada que obtiene de los procesos de quienes conforman ‘El Clan Caicedo’ y de manera “mágica”, logra retardar los trámites, instrumentalizar funcionarios judiciales para restar credibilidad a testigos, alterar evidencias y obtener decisiones con apariencia de legalidad para favorecer a sus ‘jefes’.

Torné Stuwe ha aprovechado el voto de confianza de sus ‘jefes’ para llevar a cabo una serie de negocios particulares, usando la empresa que aparece bajo la denominación: A.T.S. Asesorías Integrales S.A.S.

Finalmente, una obra en la que Adolfo Nicolás Torné Stuwe aparece indiciado por la Fiscalía General de la Nación es la de la megabiblioteca que desde hace cinco años se construye en la Institución Educativa Normal San Pedro Alejandrino. El 3 de mayo de 2017, el Fiscal General de la Nación, Néstor Humberto Martínez puso la lupa sobre esta obra que registra incumplimiento en su entrega y en la que se han invertido $27.071 millones de pesos y aún no concluye.

Álvaro José Russo Pardo, fiscal asignado al caso de corrupción administrativa en la contratación y ejecución de la obra de la megabiblioteca, está a la espera de que Adolfo Nicolás Torné Stuwe, alcalde interino de Santa Marta deje de presentar excusas y asista a la audiencia donde se le imputarán cargos y se le impondría medida de aseguramiento, dada su participación en este delito.

Como se nota claramente, los ternados para la alcaldía de Santa Marta son personas que, más que hoja de vida, tienen un tenebroso prontuario a cuestas. El presidente Duque, en este caso, tendrá que analizar muy bien esos nombres, porque la capital del Magdalena no puede continuar en manos de representantes de estructuras corruptas que llevan décadas robándose el patrimonio de los samarios. 

@IrreverentesCol

Publicado: abril 22 de 2019