La candidatura de Iván Duque y Marta Lucía Ramírez hoy más que nunca debe unirnos. Unirnos en torno al mensaje de país que queremos dar, unirnos en el propósito esencial de mantener la democracia y el Estado Social de Derecho que consagra la Constitución de 1991, unirnos para no permitir que Colombia se desborde por el camino equivocado por el cual viene surcando, sino que regrese a la vía donde la Ley vale y quien no la cumpla debe asumir las consecuencia, donde la Ley es deber primario y es allí el punto de encuentro donde cada colombiano establece una forma de vida.

De a poco la candidatura de Iván y Marta Lucía ha dado ese brillo que pocos colombianos veían hace poco dentro de la campaña electoral. Ese brillo que alumbra en dirección correcta a los muchos que creemos en un próximo gobierno. Un gobierno que tenga a la familia como núcleo fundamental de la sociedad, que vele por mantener los principios democráticos y morales como un faro para la sociedad y sobretodo ser capaz de unir el país en torno a temas patrióticos como lo es el caso de la reactivación económica, de las modificaciones ineludibles que debe tener el Acuerdo de Paz y el compromiso con los programas sociales que hoy los colombianos reciben a medias.

Es por lo anterior que la campaña de la dupla Duque – Ramírez, hoy no solo tiene al expresidente Uribe como yunque de batalla en su defensa y recorrer electoral, sino a figuras como el expresidente Andrés Pastrana, Luis Alfredo Ramos, Carlos Holmes Trujillo, Alejandro Ordóñez, Alicia Arango, Carlos Holguín, aunque faltaba alguien, alguien que sin duda representa para muchos colombianos el sentir de una causa y de un anhelo que fue fracturado por la corrupción de actual gobierno, y ese alguien es Oscar Iván Zuluaga que en medio de un respetable ejercicio democrático apoyando las listas a Cámara y Senado de Centro Democrático hoy vuelve a las filas de forma visible, vuelve a las filas donde siempre a pertenecido, a la filas de los comandantes de este ejercicio democrático por ganar la Presidencia para cambiar a Colombia.

Que Oscar Iván llegue da energía, da optimismo, da entusiasmo y da más animo de salir a las calles colombianas a propagar el mensaje de Duque Presidente, a inscribir cientos de comités voluntarios de base, a dar una propuesta en cada rincón y apelar al corazón de cada colombiano para hacer de Colombia una Colombia distinta. Lo cierto es que llegó Oscar Iván, tenemos como ganar, por Colombia lo queremos y vamos a hacer, de la mano de Dios.

@NicoUCD

Publicado: marzo 31 de 2018