La protección y defensa de la niñez es una causa que no debe conocer de color político o ideología. Lejos de eso, ha de ser un verdadero compromiso de Estado que vincula a una sociedad que puede tener fracturas por diferentes hechos, pero que coincide en la necesidad de mejorar las condiciones para que las próximas generaciones puedan tener un mejor devenir.

Por eso, la decisión que tomó este miércoles el Senado de aprobar en último debate el proyecto de la Representante Margarita Restrepo permite que la esperanza para mejorar la salud de los recién nacidos sea una realidad.

Esta ley ya había sido aprobada por unanimidad en el Congreso. Sin embargo, en un acto poco entendible y ciertamente algo cruel el Presidente Santos la objetó y por una cuestión de trámite se terminó hundiendo en la Corte.

A raíz de ello, fue necesario iniciar de cero y volver a presentar la iniciativa. No obstante, esto no fue óbice para que el legislativo le volviera a cumplir al País y tras el firme liderazgo de la Representante se aprobara el proyecto.

El tamizaje neonatal, en términos sencillos, es un examen que se le hace al recién nacido para determinar qué enfermedades puede llegar a tener a futuro. Es, en esencia, uno de los mejores ejercicios de medicina preventiva que va a desarrollar el sistema de salud, dado que se puede hacer una detección temprana de patologías, lo cual facilita iniciar los tratamientos médicos a tiempo y no cuando las enfermedades están en etapas más avanzadas donde los costos de la atención son más altos.

Debido a esto, es que no tienen cabida los argumentos que algunos exponen sosteniendo la inconveniencia de este proyecto por razones fiscales. Si bien es verdad existe una inversión considerable, cuando se hace el estudio para comparar esta destinación presupuestal con la disminución de los costos de los tratamientos a futuro es evidente que en una básica relación de costo beneficio el tamizaje neonatal es la mejor opción.

Además, los beneficios desde el punto de vista médico son incalculables. Cuando nace un bebé lo más importante para los papás es tener la tranquilidad que su hijo está en buenas condiciones y qué mejor forma de lograrlo que a través de un examen supremamente efectivo que puede prevenir cientos de problemas a futuro.

Esta ley, sin lugar a dudas, cambiará para bien la vida de miles de niños a futuro. Este es el tipo de proyectos de ley por los cuales realmente vale la pena que ciudadanos valerosos incursionen en la política.

¡Felicitaciones Margarita!

@Tatacabello

Publicado: mayo 10 de 2019