El sábado participé en el Taller Construyendo País, liderado por el Presidente Iván Duque. En esencia, estos talleres, son una versión moderna de los consejos comunitarios realizados en el gobierno de Álvaro Uribe. El objetivo de estos encuentros es permitir el dialogo directo, sin intermediarios, entre el gobierno nacional y la comunidad. El taller que presencie fue pragmático, organizado, alejado de propósitos demagógicos, populistas o electorales, bien dirigido, participativo e incluyente. 

El Taller realizado en el municipio de El Socorro (Santander), permite evaluar y concluir el caos en el que se encuentra la descentralización administrativa, el distanciamiento entre Bogotá y las regiones, materializado en el esfuerzo inútil realizado por mandatarios locales para acceder a los recursos del presupuesto nacional como única fuente para mitigar necesidades elementales de sus gobernados. Es urgente que el Gobierno Nacional revise la estructura jurídica de los regímenes municipales y departamentales, obsoletos e inoperantes, frente a la dinámica administrativa, legal, técnica y presupuestal que se mueve en el orden nacional.

De igual forma, otra conclusión que se desprende del taller es la necesidad perentoria de abrir el debate de las regalías, hoy centralizadas y burocratizadas por tecnócratas de Planeación Nacional que nada les importa la urgencia que existe detrás de cada proyecto. La administración y destinación de regalías se centralizaron en Bogotá -para blindarlas de los corruptos, eso dicen- en Órganos Colegiados de Administración y Decisión (OCAD), figura que terminó traumatizando la viabilidad y prontitud en la asignación de recursos que, según las denuncias, tardan entre tres y cuatro años en ser aprobados. 

El Presidente Iván Duque, y su equipo ministerial, no aplicarán el espejo retrovisor, eso está bien, se debe respetar, pero el avance del tiempo, del gobierno, y las dificultades presupuestales llevaran a realizar corte de cuentas con el anterior gobierno, dedicado a feriar el presupuesto nacional en vanidades y compra de conciencias que dejan hoy un hueco presupuestal para la vigencia 2019 de 25 billones de pesos. La queja y malestar de los ministros es el desorden administrativo, la falta de planeación y financiación en la mayoría de proyectos y obras en ejecución. 

La comunidad y los gobernantes regionales y locales deben aprovechar estos escenarios de participación comunitaria para focalizar y consensuar proyectos comunes, provinciales, viables y lógicos, que logren centrar atención del Presidente y sus Ministros para no desperdiciar esta oportunidad en repetir lista de mercado donde la minucia y la utopía se pierden entre lo razonable y viable. Bien lo dijo el Presidente Duque, al precisar la esencia de los talleres: “Yo no soy Chávez, que llegaba con chequera. ¡No! Yo vengo a construir país con ustedes”    

La comunidad con el paso de los meses y el desarrollo de los talleres en las diferentes regiones se dará cuenta que estamos gobernados por un Presidente serio, responsable, visionario, conocedor de los temas, preciso y ejecutivo, que junto a ministros destacables merecen todo nuestro apoyo y compresión cuando aparezcan con propuestas alejadas del aplauso de las masas. No estamos en tiempos de abundancia: la economía mundial es inestable, las fuentes de recursos como el petróleo se agotan y los nuevos proyectos enfrentan oposición, la inestabilidad jurídica labrada en los últimos ocho años ahuyento inversionistas extranjeros, y los subsidios estatales y pensiones, dificultan la inversión que visiona el Presidente Duque. 

Los talleres son el regreso de la institucionalidad, de la democracia directa y participativa, del diálogo, del disenso, de la contradicción si es necesaria, de la confianza, los talleres también dinamizan y oxigenan las economías provinciales, así sea por unos pocos días. Los talleres permiten visualizar y conocer las culturas provinciales y regionales, permite conocer la esencia humana de cada colombiano, su grandeza.  

Bien Presidente, inició bien.   

@LaureanoTirado 

Publicado: septiembre 3 de 2018