Definitivamente a los colombianos nos gustan las leyes, siempre hemos pensado que los problemas se solucionan con una nueva, en cada legislatura nacen muchísimas leyes nuevas que nunca van a servir ni se van a utilizar pero que en cambio sí obstaculizan trabajar, se llegó al extremo de pensar que la paz llegaría si el acuerdo que se realizó en La Habana con las Farc se convertía en parte de la constitución, se hizo y claro no paso nada.

En la Constitución del 91 quedaron consagrados una cantidad de derechos como el derecho a la educación, al trabajo que nunca el gobierno ha podido cumplir, no solo se necesitan las leyes, también es necesario tener recursos, buenos administradores y voluntad política.

En una oportunidad, hace muchos años un ciudadano colombo suizo me dijo que Colombia era un país más socialista que Suiza, hay muchísimos más subsidios que allá, a raíz de ese comentario he hecho una lista de los muchos subsidios que existen hoy en día, es escalofriante no solo por la cantidad si no por lo poco eficientes:

Subsidio a la infancia y adolescencia, desayuno infantil, subsidio a la salud, subsidio a la vivienda, subsidio al adulto mayor, familias en acción, jóvenes en acción, subsidio a la vivienda rural, subsidio a la educación, subsidio a los servicios públicos, subsidio de vivienda a desplazados, subsidio a familias afectadas por el invierno, ingreso solidario, subsidio a la nómina, auxilio de desempleo, renta básica, subsidio a discapacitados, incentivo capacitación rural, créditos subsidiados por Finagro, Bancoldex, Findeter, subsidio pequeños productores, seguro de crédito del Fondo Nacional de Garantías, líneas especiales de créditos para casi todo lo imaginable, programa de reactivación agropecuaria PRAN, Fondo de solidaridad agropecuaria FONSA, Fomento a la educación media MEN, Ser pilo paga, subsidio sostenimiento ICETEX, Colombia responde a artistas, Programa concentración cultural PNCC, Programa BEPS Ministerio de Cultura, subsidio a la gasolina, bono al transporte escolar, remodelación vehicular, villa de vivienda para deportistas, subsidio pequeña minería, subsidio explotaciones agrícolas, agro ingreso seguro, subsidio aranceles TLC, subsidio economía naranja, Apoyo al empleo formal PAEF y subsidio a madres cabeza de familia entre muchos otros, acá no hemos entrado a entes territoriales.

El que piense que esto es eficiente, está loco, adicionalmente cada uno de estos subsidios necesita quien lo administre, quien le haga seguimiento, y en muchas ocasiones de una entidad para administrarlo y terminan siendo más costoso el funcionamiento que lo que se entrega en subsidio. Seguramente cada subsidio tiene su propia ley y su ángel de la guarda que no lo deja tocar.

Muchos de estos subsidios son ineficientes, solo sirven para politiquería, terminan llegando a personas que no lo necesitan mientras una gran parte de la población sigue viviendo en la pobreza y por alguna razón no tiene acceso a estas ayudas, acá necesitamos una reorganización a fondo de estos programas y cambiarlos por unos pocos subsidios eficientes que lleguen a los menos favorecidos, que disminuyan burocracia y que por su complejidad actual no se utilicen para que algunos saquen tajada.

Esto es un verdadero reto para un gobierno que quiera hacer el cambio social y ayudar a los más necesitados.

@SANTAMARIAURIBE

Publicado: octubre 11 de 2021