“Estos son los señalados saqueadores de raciones escolares en Bogotá”. Así lo dijo el alcalde de Bucaramanga, hoy suspendido por la Procuraduría, cuando se refería a la noticia de las irregularidades del PAE en Bogotá. Curiosamente para la administración de la alcaldía de Bucaramanga, ya no son corruptos, ni bandidos los que en Bogotá se robaron el PAE, porque esos mismos, son los que se han ganado la multimillonaria contratación para suministrar la alimentación de los niños en Bucaramanga desde el 2016… ¿Se imaginan la cara del alcalde cuando se enteró que eran los mismos? Sí! Silencio total.

Cruzando información con el SECOP, se puede demostrar que varias de las personas naturales y jurídicas señaladas de pertenecer al Cartel de la Alimentación en Bogotá, son los mismos que desde el año 2016, se han venido ganando las licitaciones del PAE en la capital santandereana. Pero… prohibido cuestionar, prohibido preguntar, prohibido señalar y dejar mantos de dudas sobre el tema, porque aquí, el único que tiene la capacidad de juzgar, señalar y acusar, es el “impoluto” alcalde Rodolfo Hernández, solo él, puede juzgar a su hijo por exigir coimas de 100 millones de dólares para favorecer una multimillonaria contratación, solo él, puede acusar a su mujer, por tratar de participar en un torcido, y solo él, es el padre de la moral a medias que nos receta a los ciudadanos. El Ingeniero Rodolfo, ahora dice que La Fiscalía, lo está presionando y que el Procurador General le hace juego a intereses ocultos, todo porque esas instituciones, hoy investigan su mal actuar. 

Ocurrió hace dos noches un matoneo por redes al reconocido periodista Yesid Lancheros, quien fue el periodista de El Tiempo que destapó el Carrusel de la Contratación en la alcaldía de Samuel Moreno, Lancheros es santandereano pero no vive en la ciudad. Como periodista, le llamó la atención esa contratación y por cuestionar, salieron los alfiles del Ingeniero Hernández, a reclamar de forma baja, dejando una estela de duda, sobre el periodista. Fueron tan cínicos, que le escribían cosas como: “Para cuando su columna sobre el PAE de Floridablanca.” Y en otro trino, advierten: “MUY RARO… ESTOY SOSPECHANDO… “Cuál será el interés que mueve a Yesid Lancheros que hace parte de la administración de Peñalosa. Piensa mal y acertaras…”.  

Inaceptable que se ponga en tela de juicio la trayectoria periodística por cuestionar irregularidades. Lo curioso es que sea la misma persona, que el 9 de febrero, organizó una reunión política en su apartamento en horas de la tarde, para apoyar a un candidato a la Cámara de Representantes, cuando él era funcionario de la alcaldía. Cabe resaltar, que aquel candidato, hoy representante a la cámara, tiene más pelos de GATA que los que se encuentran en mi casa… (Historia en desarrollo.) Y cabe resaltar que el mismo candidato, hoy representante electo, tiene más de 4 investigaciones por corrupción en la PROCURADURÍA GENERAL que bien están durmiendo el sueño de los justos. Al parecer hay vinculos cercanos con funcionarios del mismo ente de control, que lograron dejarle los procesos quieticos.

“Todos somos inocentes hasta que no se nos demuestre lo contrario”, a los señores se les está investigando por graves hechos sobre corrupción; se les investiga según la SUPERINTENDENCIA porque acomodaban licitaciones a su capricho, manoseaban precios, tenían gente dentro de la administración de Bogotá, haciendo encargos para poner en los pliegos licitatorios hasta párrafos completos de cómo querían que salieran los pliegos, sin omitir comas para poder quedarse con millonarios contratos.

Acá no se está poniendo en duda la ejecución, pues el ministerio reconoció la calidad del programa en la capital santandereana, lo que está en duda es la  transparencia, LA ÉTICA a la hora de otorgar las licitaciones, pues si estos señores en Bogotá eran corruptos, muy difícilmente podrán ser unos faros de la moral en Bucaramanga. Aquí queda un mal sabor de falta de lógica, ética y estética. Las tres palabras que tanto predican en la administración de Bucaramanga pero que jamás se ven.

Solidaridad con Yesid Lancheros y ojalá, siga investigando sobre ese PAE, no es normal semejante reacción para coaccionar su derecho legítimo como periodista a cuestionar.

Y ojalá todos los periodistas, tuvieran el tiempo necesario para investigar todos los Pae del país. Pero ni más faltaba que por investigar uno, le exijan una linea editorial. Respeto!

@LeszliKalli

Publicado: diciembre 20 de 2018