Quedan 128 días para que se acabe el gobierno de JMS y no podía terminar peor. ¿Qué más nos faltará por descubrir?

El abogado Iván Cancino así lo comenta: Hasta la saciedad hemos repetido que Santos selló un proceso de paz con narcotraficantes, es decir, con las Farc. Lo mismo hizo Uribe con los paramilitares, pero con una diferencia: en 2008 extraditó a Estados Unidos a casi todos los cabecillas de esas bandas de ultraderecha por narcotráfico. El motivo: seguían delinquiendo desde prisión.

Dos noticias dolorosas y vergonzantes se convirtieron en el epicentro del proceso de paz con las Farc las cuales pueden poner en riesgo no solo la credibilidad de las Farc frente al proceso, sino ante todos los colombianos y la comunidad internacional quienes ingenuamente creyeron en la palabra de estos señores.

En primer lugar la captura del señor Santrich pone en evidencia lo que siempre se discutió hasta la saciedad, como bien lo comenta el abogado Cancino. Las Farc nunca tuvieron la intención, ni tendrán, de dejar el narcotráfico, como tampoco la de dejar las armas, como tampoco la de entregar los niños y niñas violadas por sus comandantes.

Nacen varias peguntas al respecto: ¿Si al capo Guzmán lo extraditaron a los EE.UU por 7 toneladas, porqué a Santrich no se le puede extraditar por 10? ¿Dónde se encuentra la infraestructura de laboratorios para producir 10 toneladas de coca? ¿Quiénes más estaban, están, detrás del negocio? ¿Si, se logra demostrar que las Farc y su cúpula o integrantes del secretariado están al frente del negocio del narcotráfico posterior a la firma, perderían todos los beneficios concedidos durante el proceso de paz?

¿Quién sí se leyó los acuerdos de paz? Seguramente, muchas personas. Pero, quienes sí se lo leyeron de verdad fueron los señores de la DEA. Ellos, sí tienen claro que si alguno de los integrantes de las Farc comete delitos de narcotráfico posterior a la firma del acuerdo será extraditado.

Ahora, bien. Se presentan dos filtros para extraditar: uno el de la JEP y otro el de la Corte Suprema de Justicia quienes deberán dar luz verde para la extradición de Santrich. Luego, será el Presidente de la República JMS en un tiempo record de dos meses. Y, de no alcanzar en ese periodo de tiempo este chicharrón será para el próximo presidente. Buena pregunta para los candidatos: ¿extraditará usted al señor Santrich? ¿Qué responderían Petro, Fajardo, Vargas Lleras y el locuaz Humberto de la C? ¿Será que nos vuelven a engañar?

¿Será que la JEP tomará el riesgo de dilatar el proceso de formalización de la extraditación del señor Santrich a sabiendas que la DEA y el presidente Trump nos tienen en la mira de la desertificación?

¿Los EE.UU, con el señor Trump a la cabeza y la DEA, se aguantarán la dilación en el tiempo de la extradición del señor Santrich?

La segunda noticia, dolorosa, correspondió al vil asesinato, previo secuestro, de los tres periodistas ecuatorianos del diario El Comercio de Quito. Según la información recibida un grupo disidente de las Farc que opera en la frontera colombo ecuatoriana en cabeza de alias El Guacho por quien están ofreciendo una millonaria recompensa, quien sería el autor de los hechos.

La persecución en caliente a este sujeto se encuentra en marcha. En las primeras declaraciones a su llegada a la cumbre de las Américas, JMS tiene el descaro de comentar que las Farc dejaron de existir. ¿Alguien, de verdad, cree que las Farc dejaron de existir? ¿Cuál es el verdadero negocio que hizo el señor JMS con las Farc para defenderlas de esta manera tan contundente? ¿Qué es lo que hay detrás? Algún día lo sabremos.

Para terminar este colofón de noticias tristes, dolorosas y vergonzantes, sale el señor Márquez a decir que si extraditan a Santrich fracasa el proceso de paz. Señor Márquez: Si fracasa el proceso de paz es por culpa de ustedes, no del pueblo colombiano, quien ingenuamente les tendió la mano; ustedes lanzaron la piedra para volverlo trizas con la combinación de las diferentes formas de lucha.

Y, en estas condiciones, los señores de las Farc llegarán al Congreso de la República. Qué vergüenza.

Puntilla: Mientras tanto, cerca de 20 policías asesinados en diferentes hechos durante la misma semana de la captura del señor Santrich. Eso, a nadie le importa. Ni siquiera al comandante del Ejército, Mejía, ni al Mindefensa Villegas. Qué tristeza.

@RaGomezMar

Publicado: abril 17 de 2018