Hace más de dos años que estoy un tanto distante de la actividad electoral, creyendo ya haber ganado un espacio para opinar sobre el rumbo de mi región y mi patria.  Dedicado al ejercicio de mi profesión de abogado y con el ánimo de mantenerme actualizado, en estos dos últimos años dediqué mi esfuerzo intelectual a estudiar una maestría con énfasis en el derecho administrativo y constitucional en la Universidad Pontificia Bolivariana. Esta semana sustenté la tesis como requisito para el grado. El tema “La excepción de inconstitucionalidad de las leyes estatutarias”. Como Director de tesis, conté con el Decano de la Facultad de Derecho Doctor Pero María Osma Gómez y como jurados a las doctoras Angélica María Reyes Sánchez  y Carolina Bravo Vesga. 

Durante estos dos años de academia en la UPB, recibí los mejores conceptos de dos estudiantes de la facultad de derecho y hoy docentes de pregrado. Me refiero a Héctor Guillermo Mantilla Rueda y Miguel Ángel Moreno Suárez. Dos jóvenes que alternaron durante su carrera los dos primeros puestos y mantuvieron la beca Juan Pablo II que por financiación de la iglesia católica eximen de pago de derechos académicos por alto rendimiento. Escuché de ellos, los elogios por sus logros académicos y su liderazgo; de un semillero que crearon para acercarse a las buenas prácticas políticas a partir de la opinión y la razón pública. Me recordaron de la calidad humana de esos dos jóvenes. Eso hizo crecer más mi aprecio y respeto por Héctor y más mi amor por Miguel Ángel –mi hijo- y mi admiración por los dos. 

En una oportunidad de las veces que viajaron al exterior e interior del país, Miguel me comentó a su regreso, de la decisión de Héctor por ser candidato a la alcaldía de Floridablanca. Me di cuenta que ya había un equipo. Un grupo de jóvenes entusiasmados de participar en la política, llenos de ilusión y de esperanza. Pragmáticos, pero seguros de la necesidad de hacerle cambios a lo público. Comandados por Héctor como candidato, lo lograron. He visto como transforman a Floridablanca y he sido testigo de la manera como Héctor Mantilla tiene la capacidad y la formación para lo público. 

Y claro que me alegra y me compromete a estar atento para ayudar si me requieren. Hoy el Alcalde de Floridablanca Doctor Héctor Mantilla, ha proferido un acto administrativo mediante el cual designa a Miguel Ángel Moreno Suárez, como Director de Transito de Floridablanca, su compañero de carrera y su entrañable amigo, sin más criterio y motivación que ello.  En Floridablanca hay un proyecto piloto que seguirá de la mano, de la Vicepresidente de la República Martha Lucia Ramírez. 

Miguel Ángel Moreno Suarez, un joven de 23 años, el nuevo Director de Transito de Floridablanca es Abogado graduado con uno de los mejores promedios el 6 de mayo de 2016, es especialista en Derecho Contractual y Teoría de la Responsabilidad, graduado el 17 de enero de 2017 y está culminando una maestría en  Justicia y Tutela de los Derechos en la Universidad Externado, su proyecto de tesis de grado refleja su forma de pensar frente al Estado: “Desobediencia del deber tributario ante la corrupción pública”.  Venía desempeñándose como Secretario General de la DTTF y estuvo vinculado al bufete de abogados Brigard & Urrutia.  

@AlirioMoreno

Publicado: julio 10 de 2018