Usar el SITP en Bogotá se está convirtiendo prácticamente en una misión de alto riesgo. Tenebrosos son los relatos que la ciudadanía conoció esta semana acerca de hurtos masivos, agresiones y violaciones dentro de los buses del sistema.

Sin embargo, esta problemática no es nueva. Desde hace varios años se vienen presentando situaciones de esta naturaleza sin que absolutamente nada ocurra. De hecho, la inseguridad en el sistema es una de las cosas que más preocupan a los bogotanos que a diario deben usarlo para transportarse a sus hogares y lugares de trabajo.

En efecto, la gente no entiende por qué si cada vez aumentan más los costos del pasaje no se ve reflejada esa alza en la calidad del sistema. Y claro, es entendible que hay que sanear el hueco fiscal que dejó el desgobierno populista de Gustavo Petro, pero también es necesario actuar de inmediato para solucionar la grave crisis de seguridad que se está presentando allí.

Como tal, la inseguridad en Bogotá es un problema transversal que no distingue entre clases sociales, afinidades políticas o ingresos económicos y lo que se está presentando en el SITP no es la excepción. Sin importar si el bus está en el Norte o en el Sur de la ciudad, la posibilidad de un hurto masivo, además del tradicional “cosquilleo”, es latente y la paciencia de los Bogotanos está llegando a su fin.

Es inadmisible que en Bogotá se sigan presentando estas situaciones. El presupuesto de seguridad de la ciudad aumentó en un 45% para este año, es decir más de medio billón de pesos, y se creó toda una Secretaría para tal fin sin que esto se esté viendo reflejado en las calles de la ciudad, lo cual implica dos cosas: o la inversión en seguridad todavía sigue siendo mínima frente a los otros sectores y los desafíos que afronta el Distrito o no se están administrando los recursos de manera eficiente.

Señor Alcalde, es excelente que se preocupe por el diseño urbanístico de la ciudad y sus perspectivas de crecimiento para los próximos 50 años, pero, por favor, ¡también enfóquese en la calidad del servicio del SITP! Son miles de personas las que tienen que vivir con zozobra cada vez que usan el sistema.

Por eso, le propongo revisar, de la mano del Congreso, la política de seguridad que se está aplicando en el SITP. Algunos factores están fallando y debemos actuar con la mayor celeridad posible para garantizar la protección de la integridad de los Bogotanos.

@Tatacabello

Publicado: marzo 9 de 2018