El juez de Martinelli, suspendió la audiencia y en unos días decidirá si concede o no la libertad bajo fianza.

El juez del distrito sur de la ciudad de Miami, Edwin G. Torres, ha decidido suspender la audiencia en la que se estudiaba conceder o denegar la libertad bajo fianza del expresidente de Panamá, Ricardo Martinelli.

Como es sabido, el exmandatario fue arrestado hace unos días en la ciudad de Miami, en cumplimiento de una solicitud de extradición emitida por la corte suprema de justicia de Panamá, emitida el 24 de mayo de 2016.

En el documento que fue allegado al departamento de Justicia de los Estados Unidos por parte de las autoridades panameñas, el magistrado de garantías, Jerónimo Emilio Mejía Edward, “formaliza respetuosa solicitud de extradición del ciudadano panameño Ricardo Alberto Martinelli Berrocal hacia la República de Panamá, de conformidad con el Tratado de Extradición entre Estados Unidos y la República de Panamá firmado el 25 de mayo de 1904…”.

Hay muchos elementos que llaman la atención de la solicitud contra el expresidente panameño. Por ejemplo, en contra de él no pesa ninguna sentencia condenatoria. En la carta en la que se pide su detención y extradición a Panamá, el magistrado asegura que sólo se ha presentado “acusación contra Ricardo Alberto Martinelli Berrocal como autor de los delito contra la inviolabilidad del secreto y el derecho a la intimidad descritos en los artículos 167 y 168 del código penal, así como delitos contra la administración pública, diferentes formas de peculado, contemplados en los artículos 338 y 341 del código penal. La detención provisional ordenada por la corte suprema de justicia permanece válida y ejecutable para aprehender a Ricardo Alberto Martinelli Berrocal”.

Como queda establecido, el expresidente panameño aún no ha sido vencido en juicio y él, desde el primer momento, ha denunciado que su caso responde a una retaliación política liderada por el actual presidente de ese país, Juan Carlos Varela, quien de ser su hombre de confianza, se convirtió en uno de sus más enconados enemigos políticos.

LOS IRREVERENTES conocieron que la defensa de Martinelli, para confirmarle al juez que el expresidente tiene toda la voluntad de permanecer en los Estados Unidos mientras se surte el juicio de extradición, ofreció entregar el pasaporte italiano del procesado.

Aquello resulta de singular relevancia en el caso, pues Italia prohíbe la extradición de sus nacionales y Martinelli lo es. El hecho de que haya decidido mantenerse en los Estados Unidos, refuerza la tesis que ha enarbolado el expresidente en relación con la persecución liderada por el gobierno de Varela.

Lo cierto es que, gracias a la decisión del juez Edwin G. Torres, Martinelli seguirá en prisión mientras el juez valora los argumentos presentados por la fiscalía del condado de Miami-Dade y por la defensa del expresidente panameño.

Para muchos expertos, el hecho de que el juez haya decidido tomarse un tiempo para reflexionar es síntoma de que los alegatos de la defensa de Martinelli lograron surtir efecto, pues no es muy común que en casos de extradición los jueces concedan libertad con fianza.

@IrreverentesCol

Publicado: junio 21 de 2017