La fiscalía tomó la decisión de imputarle delitos al señor Carlos Esteban Moreno, señalado de ser uno de los articuladores de la operación de corrupción de Odebrecht, concretamente de haber servido como enlace para la financiación ilegal de la campaña reeleccionista de Juan Manuel Santos en 2014. 

De acuerdo con la investigación adelantada, el señor Moreno deberá responder por el delito de enriquecimiento ilícito, pues se logró determinar que a través de dos empresas controladas por él: RGQ Logistics y Logistic Soluciones Integrales S.A.S entraron dineros ilícitos de Odebrecht para la financiación de la campaña de Santos. 

Pero hay un elemento adicional que debe ser aclarado: el vínculo entre Carlos Esteban Moreno y Simón Gaviria, hijo del expresidente liberal, Cesar Gaviria. 

De cara a las elecciones de 2014, el señor Simón Gaviria, entonces director nacional del Partido Liberal, suscribió la resolución 3087 del 16 de diciembre de 2013 en la que designó a los “doctores Ángela Sofía Garzón Caicedo… y Esteban Moreno Pérez como gerentes de campaña del partido liberal para las elecciones al Congreso de la República, periodo 2014-2018”.

Como es sabido, en 2014, el partido liberal no presentó candidato a la presidencia, pues esa colectividad hacía parte de la denominada “Unidad Nacional”, coalición que apoyó la aspiración reeleccionista de Juan Manuel Santos. 

Amparado por la designación hecha por Simón Gaviria, Esteban Moreno hizo las gestiones necesarias para colar los dineros de Odebrecht a la campaña electoral de 2014, razón por la que será imputado el próximo 25 de junio ante un juez de la República. 

Además de los cuestionamientos que la justicia tiene en contra de Moreno, es importante que tanto Simón Gaviria como la señora Ángela Garzón den las explicaciones del caso.

En cuanto a Gaviria, es importante que él explique si conocía las gestiones ilegales que estaba adelantando su íntimo amigo Esteban Moreno, si participó en alguna de las reuniones que se hicieron con delegados de Odebrecht y si colaboró en la planificación de la operación para ingresar los dineros a través de las empresas mencionadas. 

Así mismo, Ángela Garzón, que en un abrir y cerrar de ojos pasó de ser una santista enfermiza, para convertirse en una supuesta uribista, tendrá que dar explicaciones concretas y directas sobre su papel como gerente de la campaña liberal de 2014. No puede seguir amenazando con acciones judiciales contra quien la cuestiona. Ahora que funge como candidata del Centro Democrático a la alcaldía de Bogotá, debe dilucidar su participación en ese episodio, pues resulta contradictorio que sea la aspirante a gobernar a la capital de Colombia, avalada por el partido que con mayor ardentía y verticalidad ha denunciado el caso de Odebrecht. 

Si hoy el señor Esteban Moreno está con un pie en la cárcel, es gracias a las denuncias que desde hace varios meses viene haciendo el expresidente Álvaro Uribe. Lo que él desconoce es que al lado de Moreno, en la gerencia de la campaña liberal, estaba la hoy disfrazada de uribista, Ángela Garzón Caicedo. Urgen las explicaciones. 

@IrreverentesCol

Publicado: junio 6 de 2019