La decisión de la corte sobre el uso del glifosato es confusa, el Dr. Rafael Nieto Loaiza, en la columna que puede verse en este enlace La política y el glifosato, hace aclaraciones pertinentes. Las sabias de Jesús Vallejo no alcancé a analizarlas.

El gran verdugo para la paz verdadera es la proliferación de cultivos ilícitos. Lo negociado en este punto fue de mala fe, de allí las disidencias y desaparición de negociadores del acuerdo y otros miembros de las Farc con la intención de continuar en el negocio.

Días antes de la firma del borrador conjunto sobre el punto cuarto del AF las Farc exigieron la suspensión de las fumigaciones aéreas y el uso del glifosato, a ello cedió Santos sin limitaciones recurriendo a la “precaución” que María Isabel Rueda en su columna de El Tiempo de este domingo define: “palabra que resume la falta de certeza de que habrá un daño.” La corte respaldó dicha decisión sin revisar las evidencias científicas sobre el peligro real que podría representar el glifosato y limitó su uso solo en la erradicación de cultivos de coca, en los comerciales puede utilizarse a discreción.

Ahora, la corte se lava las manos, mantiene una serie de restricciones que el gobierno deberá cumplir y que los cultivadores de coca empiezan a rechazar amenazando con paros, amparados en el AF, lo que estorbará la erradicación efectiva de los cultivos ilícitos.

Asumo que muchos vieron el desfile militar del 20 de julio. El abrazo del presidente Duque al patrullero José Fernando Carvajal, que perdió sus piernas al pisar minas en el programa de erradicación manual, arruga el corazón, muestra las vidas y familias destrozadas en esa tarea. Se habló de que cuatro compañeros suyos habían perdido la vida; ¿nos tomamos el trabajo de contar los demás héroes mutilados que participaron en el desfile?

En contraste, el reporte de afectados por las fumigaciones con glifosato es casi cero, exceptuando unos pocos casos de enfermedades en la piel sin consecuencias. ¿Sabe de la reducción de cuantas hectáreas de coca estamos hablando? Según el reporte oficial, de solo mil. ¿Cuántas vidas y mutilados deben aportar nuestros militares para erradicar manualmente doscientas mil hectáreas? ¿Cuál es el menor riesgo? Pero para la corte, los militares nada valen.

El Rincón de Dios

“Lo que no quieras para ti, no lo quieras para tus hermanos.” Talmud judío.

@rafuribe

Publicado: julio 26 de 2019