Los senadores uribistas José Obdulio Gaviria, Paloma Valencia y Carlos Felipe Mejía presentaron un recurso ante el Tribunal Administrativo de Cundinamarca solicitando la nulidad del fallo de tutela con el que se puso en suspenso la presencia de asesores estadounidenses para la lucha contra el narcotráfico, tutela que fue presentada por el sector narcotraficante de las Farc y el senador comunista Iván Cepeda. 

Según los congresistas del Centro Democrático, “el fallo de tutela es confuso y ambiguo en el uso de términos, definición de competencias e inclusión de inclusión de instituciones en el asunto…”.

Uno de los puntos más importantes del oficio cuya copia fue remitida a la redacción de LOS IRREVERENTES es en el que se reivindica la función constitucional del presidente de la República de dirigir las relaciones exteriores. “La presencia de los militares de la brigada norteamericana de Asistencia de Fuerza de Seguridad, como se ha explicado ampliamente por el Gobierno, se lleva a cabo en cumplimiento de convenios de cooperación internacional con fines no operacionales. Se trata de actividades de intercambio de experiencias, asesoría y capacitación para la lucha contra el narcotráfico. Es obvio que esas actividades no requieren autorización del Senado de la República ni concepto del Consejo de Estado”, puntualizaron los parlamentarios Gaviria, Valencia y Mejía. 

Sobre el embeleco que se ha desatado por cuenta del supuesto tránsito de tropas extranjeras, los congresistas hacen una detenida explicación sobre los conceptos relacionados, para concluir que “en el presente caso no se configura el tránsito de tropas por territorio colombiano, como quiera que ningún Estado ha solicitado dicho tránsito a fin de atacar alguna Nación limítrofe con Colombia, argumento suficiente para explicar que el señor Presidente [Iván Duque] no hubiera solicitado permiso al Senado, ni concepto al Consejo de Estado”.

Otro tema delicado en el escrito, es el que tiene que ver con la legitimidad que tienen unos senadores para hacer uso de la acción de tutela, a nombre de todo el Senado, alegando el amparo de unos derechos políticos. En palabras de Valencia, Gaviria y Mejía, “de permitir que exista semejante precedente habilitaría a cualquier senador a presentar una tutela cada vez que considere que algún asunto de competencia gubernamental debe ser tramitado en el congreso. Ese falló sería una absoluta burla a los procedimientos constitucionales ordinarios para controvertir estas decisiones”.

Habrá que esperar qué resuelven los magistrados del Tribunal frente al escrito de 12 páginas debidamente sustentado que fue remitido por los dos senadores del uribismo y que pone en evidencia el peligroso antecedente que se ha generado con ese fallo de tutela que, además de torpedear la cooperación estadounidense para la lucha contra el narcotráfico, derogó de facto una de las principalísimas funciones del presidente de la República: el manejo y la dirección de las relaciones internacionales. 

@IrreverentesCol

Publicado: julio 8 de 2020