En este primer aniversario de LOS IRREVERENTES, registramos un resultado maravilloso gracias a la relación directa con nuestros lectores.

Con ocasión del lanzamiento del portal LOS IRREVERENTES, hace exactamente un año, se invitaba a nuestros lectores a ser irreverentes frente al monopolio informativo de Colombia, país en el que el poder de la denominada mermelada, había llegado a los políticos que integran la unidad nacional, pero también a las salas de redacción de los periódicos, a las cabinas de muchas emisoras y a los estudios de la mayoría de noticieros de televisión.

Las voces de la mayoría no son tenidas en cuenta. Y ejemplo de ello fue la campaña plebiscitaria del año pasado. Casi todos los medios de comunicación convencionales, por no decir la totalidad, hicieron campaña abierta y sesgada por el SÍ.

Difundían encuestas que resultaron mentirosas, en las que se mostraba una humillante derrota del NO, opción que fue demonizada al extremo de que, empezando por el presidente Santos, quienes querían votar en contra de los acuerdos fueron calificados arbitraria y mentirosamente como enemigos de la paz.

Con mucho esfuerzo, se adelantó una campaña explicando de manera reposada y argumentada porqué muchos aspectos del acuerdo de La Habana debían ser rechazados.

Para difundir aquellos argumentos, se acudió al diálogo directo con el pueblo y para ello las redes sociales juegan un papel determinante. El resultado de las urnas mostró la brecha que hay entre la Colombia virtual que muestran los medios convencionales y la Colombia real que no está dispuesta a permitir más manipulaciones de las grandes cadenas informativas.

LOS IRREVERENTES no tienen intermediarios entre su redacción y los visitantes. En estos primeros 365 días de funcionamiento, se ha consolidado una verdadera comunidad entre el medio y los lectores. Sus opiniones son atendidas y sus sugerencias hacen parte del trabajo diario en las jornadas de definición de contenidos.

Hace no mucho tiempo, los medios de comunicación escritos dependían de los llamados voceadores de prensa para llevar su información a los ciudadanos. Hoy, esa tarea la cumplen las redes sociales como Facebook y Twitter.

Allí, día a día, miles de personas leen nuestros artículos, los comentan, los reproducen y los comparten con sus amigos.

Las cifras son elocuentes. En este primer año, 13.179.963 personas entraron a nuestro portal. Solo el mes pasado –abril-, lo hicieron 1.841.971.

La interacción en Facebook  no deja de ser sorprendente: 15.631.019 personas vieron o leyeron nuestros posts y en twitter tuvimos más de 59 millones de impresiones.

En cuanto a los célebres retweets, estos ascendieron a 791.108.

Este primer año nos demostró que, a pesar de las dificultades, en Colombia sí es posible hacer periodismo sin censura.

Quienes fueron puestos en evidencia a través de nuestras investigaciones, se valieron de infundios y manipulaciones para tratar de desviar la atención y restarle importancia a las revelaciones hechas por nuestro equipo de periodistas. La contundencia de los contenidos hizo que aquellos fueran intentos inanes.

Un hecho cierto es que en Colombia genera malestar el periodismo independiente. Aquellos que durante décadas han ostentado el monopolio de la información en nuestro país, ven con temor la irrupción de modelos de información y análisis como LOS IRREVERENTES.

El mundo de las comunicaciones cambió para siempre. El pueblo no puede seguir siendo tratado como una masa manipulable. Hoy, la comunidad es, más que nunca, activa y dinámica. Todos participan y todos tienen acceso a la información.

En este primer año, compartimos con nuestros lectores 934 artículos e investigaciones y 1107 columnas de opinión.

Continuaremos construyendo este nuevo modelo, siempre atentos a las demandas de los lectores. La nueva información no puede ser vertical ni subordinada. La relación es directa y fluida entre el medio y quienes hace parte del mismo: sus lectores y visitantes.

Sea esta la oportunidad para renovar la invitación hecha hace un año: seamos IRREVERENTES.

@IrreverentesCol

Publicado: mayo 1 de 2017