En la política, las relaciones humanas tienen el mayor peso, podría decirse que incluso más fuerte que las mismas propuestas.

Se preguntarán por qué digo esto, y es que después de haber estado gran parte de mi vida en la política y el sector público, me ha tocado vivir y ver muchas situaciones distintas en las campañas.

Recuerdo desde pequeña, cuando mi papá se reunía en la casa con quienes apoyaban su causa. Siempre obtuvo una votación considerable. Sin embargo, algunas veces, su candidato a la Presidencia no era el elegido en su partido Liberal. Eran las épocas del frente nacional, así que lo vi varias veces escogiendo entre liberales y otras entre conservadores.

Por disciplina de partido y con mucho compromiso, trabajaba por el ganador, independientemente de quien fuera. De niña observaba cómo llegaban a mi casa los políticos de las distintas tendencias, para mostrar su apoyo al elegido como candidato a la Presidencia, después de un tira y afloje para ubicarse en la campaña.

El Centro Democrático, vive por estos días una situación parecida. Después de haber sido elegido Iván Duque como candidato del Centro Democrático y teniendo en cuenta que eran cinco precandidatos, está pasando lo mismo. En medio de ese tira y afloje estamos llegando a la organización de una campaña, en donde tanto los precandidatos como sus seguidores tendrán un espacio muy importante.

Para Iván Duque, desde antes de ser escogido candidato, su decisión era que el expresidente Álvaro Uribe, sería el director y el estratega de la campaña, seguro que no hay nadie mejor para guiarlo y aconsejarlo. Da mucha tranquilidad esta decisión, porque además invita a la unión del partido.

Es normal y siempre sucede, que quienes no hayan sido elegidos y sus seguidores sientan cierta intranquilidad y desilusión. Afortunadamente para el candidato, hoy está recibiendo el apoyo de sus competidores y de quienes los acompañaban en la precandidatura. Así mismo, todos los que no estaban, desde directivas hasta los militantes, afines, y de otros partidos son bienvenidos.

Es cierto también, que un sector importante del partido, no mostró interés especial por ninguno y esperó a que fuera designado el candidato para apoyarlo. El expresidente Álvaro Uribe, había solicitado a las directivas tanto nacionales como regionales que apoyaran a todos. En política esto es casi que imposible. Mejor dicho, ¡es imposible!

Los sectores que tenían su favorito, mostraron claramente su preferencia, como es normal en estas campañas. Hasta último momento trabajamos por nuestro precandidato, siempre con la esperanza de que fuera el elegido.
Se sentían también los va y vienes de muchos, acomodándose a lo que más representaban su ideología y su pensar.

Estamos en la organización de los cuadros de la campaña de Iván Duque a la Presidencia. En este trabajo de organizar la campaña, necesitamos el apoyo de todos. Será una campaña abierta. De hecho, esto se ha recibido con mucho agrado. Así mismo el candidato, estará apoyando a los candidatos al congreso por parte del Centro Democrático.

La precampaña de Iván Duque la constituían cuatro personas como directivos, incluido el candidato. No había manera de crecer, teniendo en cuenta la falta de recursos y las leyes electorales. Ahora, a partir del 27de Enero esperamos tener una campaña vigorosa, disciplinada, llena de compromiso por Colombia, donde todos tienen su espacio, según sus fortalezas.

Los invito a seguir conociendo a Iván Duque, a conocer sus propuestas y ojalá alimentarlas con nuevas ideas. Va a terminar de construir el programa de gobierno con el apoyo de todos, especialmente el del expresidente Álvaro Uribe y los cuatro precandidatos.

Felices Pascuas, que Niño Dios los colme de bendiciones, mucho amor y alegría.

P.D. Por el bien de Colombia, trabajemos todos por lo que nos une, ganar la Presidencia de Colombia. Es nuestra oportunidad con Iván Duque.

@AliciaArango

Publicado: diciembre 27 de 2017