El expresidente Juan Manuel Santos presentó oficialmente en la Feria Internacional del Libro de Bogotá su libro “La batalla por la paz: el largo camino para acabar el conflicto con la guerrilla más antigua del mundo.”

Debo aclarar que no leeré el libro por razones elementales, su autor, es un mitómano empedernido. No solo por los apartes del libro que se han conocido, sino por su comportamiento durante su vida pública. Santos convirtió la deslealtad, la traición y el engaño en cualidad del ser humano.

En medio de mis lecturas cotidianas me encontré con la noticia publicada en el periódico El Tiempo (jueves 2 de mayo de 2019, pagina 1.4) titulada: “Santos: Senado ya negó las objeciones”. En la nota, Santos habla de las objeciones a la JEP, y también ante el auditorio José Asunción Silva, dijo que “hizo el libro para dejar una constancia histórica de un hecho fundamental para el país y que por eso se había cuidado de ser lo más objetivo posible.”   

Y seguidamente dice la nota:

Ayer también reveló que el papa Francisco les preguntó a los obispos colombianos en su visita al país por qué se habían opuesto a los acuerdos con las Farc y no se la habían jugado a fondo por el sí. Estos le confesaron que le creyeron al procurador de entonces, Alejandro Ordoñez, quien les aseguró que era peligroso por contener una ideología de género que iba a afectar la unidad de las familias.  Su Santidad les preguntó si habían leído los acuerdos, porque en los textos no estaba eso, y los obispos le confesaron que “no los habían leído.” “El Papa los regañó”, contó Santos.

Acudí a uno de los referenciados para conocer la otra versión de los hechos narrados por el expresidente Santos en la nota de El Tiempo, y también, por tratarse de un tema que involucra a los obispos que integran la Conferencia Episcopal Colombiana, epicentro de colegialidad y unidad de los obispos entre sí, y con el Santo Padre.

Alejandro Ordoñez (Embajador de Colombia ante la OEA) me narró desde Washington D.C. los hechos ocurridos entorno a lo escrito y narrado por el expresidente Santos en Corferias.

“Cuatro o cinco días antes de la firma del acuerdo de La Habana en Cartagena, me llamó el Nuncio Apostólico en Colombia, Monseñor Ettore Balestrero, para invitarme a la nunciatura, porque en los siguientes días llegaría a Colombia el Secretario de Estado del Vaticano, el Cardenal Pietro Parolin. Acudí a la reunión programada para media hora, la cual se prolongó por cerca de tres horas.”  

“En la reunión, le explique al Cardenal Parolin, los acuerdos de La Habana, y en cuáles páginas se refería a la ideología de género o equidad de género, y cuáles eran las implicaciones de tales aseveraciones y la gravedad de ellas. Posteriormente le entregué al Cardenal un documento de 28 páginas donde contenía un análisis detallado del acuerdo, incluido el de la ideología de género.” 

“El Secretario de Estado recibió el documento con referencia especial y nos contó de inmediato a los asistentes a la reunión que él venia de la Asamblea de las Naciones Unidas en Nueva York, y que el presidente Santos le había pedido audiencia: estuvimos hablando durante una hora. En la audiencia el presidente Santos me explicó que no era cierto el tema de la ideología de género, que no se trataba por ningún lugar.”  El Cardenal Parolin les contó a los asistentes a la reunión de la nunciatura que le había creído a Santos. Pero después de escucharlos y leer este documento, les creo lo que me dicen, y me parece sumamente grave.

Con voz de preocupación, le dijo el Cardenal Parolin al Nuncio Balestrero: ¿“qué podemos hacer”? ¿” qué podemos hacer”?

Alejandro Ordoñez, le respondió: “en estas alturas no podemos hacer nada, pero Cardenal, pidámosle al Sagrado Corazón que nos ayude en el plebiscito y logremos derrotarlos”

 El Secretario de Estado había venido a Colombia en esa ocasión para participar como testigo del papa Francisco a la firma del acuerdo en la ciudad de Cartagena.

Otro de los antecedentes de las falacias del libro y del expresidente Santos y sobre el supuesto regaño del Santo Padre a los obispos colombianos fue que en ningún momento el exprocurador Ordoñez fue invitado a participar en el pleno de reuniones de la Conferencia Episcopal. Y de igual forma, para la época electoral del plebiscito la Conferencia Episcopal emitió un comunicado dejando claridad de los obispos frente al evento plebiscitario.

Increíble que el Papa Francisco esté en medio de chismes para promocionar un libro.

@LaureanoTirado

Publicado: mayo 7 de 2019