Juan Manuel Santos, aliado con la cuestionada familia García Romero, busca apoderarse del multimillonario presupuesto de la ciudad de Cartagena.

LOS IRREVERENTES han podido constatar que la existencia de múltiples denuncias sobre el manejo que de la contratación le esta dando el Alcalde encargado de Cartagena, Sergio Londoño Zurek.

Valga recordar que Londoño Zuerk es funcionario del Gobierno Nacional – Consejero Presidencial para la Cooperación Internacional- y fue encargado de la Alcaldía Distrital por el Presidente Santos. Con ese antecedente sobre la mesa, resulta fundamental que el presidente Santos y el alcalde encargado de la capital de Bolívar, respondan los siguientes interrogantes: ¿ La razón para no convocar elecciones, como lo ordena la Ley, es para que en los primeros días de enero puedan hacer todos los contratos  (prestaciones de servicios) para favorecer la maquinaria de la familia García Romero -socia de Santos-  a través de la contratación directa antes de que entre en vigencia la ley de garantías por las elecciones presidenciales? Es importante tener en cuenta que si convocan elecciones ya, entra en vigencia la Ley de garantías, es decir, no tienen cómo contratar toda la maquinaria que pondrán al servicio de los García. Al dilatar las elecciones, sigue en el cargo un funcionario de Santos, cuota de los García Romero, para manipular la contratación de más de $500 mil millones de pesos, en proyectos como la erosión costera y el acueducto pluvial de la heroica.

Lo anterior se corrobora con la intención que tiene el alcalde encargado de enviar toda la contratación al Edurbe, una empresa del Distrito, por cierto cubierta de cuestionamientos y sospechas, debido a que esta entidad posee un régimen de contratación especial que no está sometido al Estatuto de Contratación Pública. En otras palabras, desde Edurbe es perfectamente posible manipular la contratación y la jugosa tajada que pretende ganar la dupla Santos-García.

¿No convocan las elecciones porque temen que los partidos de la unidad nacional salgan estruendosamente derrotados en Cartagena ? El Gobierno Santos y sus aliados políticos en Cartagena son los responsables de la crisis en la que se encuentra la ciudad. Para nadie es un secreto que en las urnas serán castigados. El único argumento que ha esgrimido el Gobierno para dilatar la convocatoria de elecciones atípicas en Cartagena es la falta de dinero, hay fondos para dilapidar $40 mil millones de pesos en una inocua consulta del Partido Liberal y hay cuantiosísimos recursos para botar en un plebiscito cuyo resultado se desconoció, pero no hay un centavo para devolverle a Cartagena la institucionalidad perdida. O mejor, sí hay plata, pero para llenar los bolsillos… de ya sabemos quienes.

@IrreverentesCol

Publicado: noviembre 30 de 2017