12 razones por las que los colombianos deben salir el 1 de abril a exigir la renuncia inmediata de Santos.

Abundan los motivos por los que el presidente Juan Manuel Santos debe renunciar. Los casi 7 años de su errático gobierno, condujeron a Colombia hacia el borde del abismo. El 7 de agosto de 2010, Santos recibió un país próspero y con unas perspectivas económicas, políticas y sociales formidables.

Cuando salga de la presidencia, entregará a la nación perfectamente descuadernada e irremediablemente polarizada.

Estas son las 12 principales razones por las que los colombianos deben salir a marchar el sábado 1 de abril:

1. Santos robó a la democracia

El pasado 2 de octubre, el pueblo colombiano mayoritariamente le dijo NO a los acuerdos entre el gobierno y las Farc. La coalición ganadora, consciente de la responsabilidad histórica, buscó un diálogo con el gobierno para encontrar la manera de introducir los cambios necesarios sobre temas que fueron abiertamente rechazados por el pueblo.

Santos, de forma abusiva, engañó al país. Subrepticiamente ordenó a maquillar el acuerdo negado, lo firmó y lo ratificó a través del congreso de forma ilegal e ilegítima, robándose así el resultado democrático y soberano expresado en las urnas durante el proceso plebiscitario.

Senador Carlos Felipe Mejía, expone sus razones por las que saldrá a marchar contra Santos

 

2. Impunidad a las Farc

Santos negoció un acuerdo en el que los beneficios son para los victimarios y no para la sociedad que ha padecido el flagelo terrorista durante décadas. Nadie está en contra de una salida negociada con los grupos armados ilegales, siempre y cuando ésta parta de principios elementales como la reparación a las víctimas, el esclarecimiento de la verdad y, por supuesto, la justicia.

Santos acordó sanciones irrisorias para las Farc. Se trata de “castigos” simbólicos a los perores criminales, responsables de delitos de lesa humanidad. La injusticia enerva nueva manifestaciones de violencia. Las víctimas, al ver a sus victimarios impunes, se sentirán habilitados para ejercer justicia por mano propia.

El senador uribista, Alfredo Rangel, expone argumentos para salir el 1 de abril a las calles

 

3. Elegibilidad para criminales de guerra

Personas que ordenaron secuestros, que planificaron masacres, tomas de poblaciones, desplazamientos masivos de campesinos. Cabecillas guerrilleros que ejecutaron reclutamiento sistemáticos de niños, podrán ocupar puestos de elección popular y ser nombrados en cargos públicos. Eso significa que alias Romaña, terrorista de las Farc que creó las tenebrosas “pescas milagrosas” en la carretera entre Bogotá y Villavicencio y en virtud de las cuales centenares de personas fueron vilmente secuestradas, podrá ser algún día director de la Dian.

Así mismo, terroristas buscados internacionalmente como Timochenko, Iván Márquez, Carlos Antonio Lozada y Pablo Catatumbo, entre otros, tendrán el camino despejado para ser senadores –sin que obtengan un solo voto- a partir de 2018.

      Paola Holguín: “Hoy en el corazón de todos los colombianos hay un motivo para marchar”

 

4. Un gobierno corrupto

Demostrado está que Santos llegó a la presidencia de forma ilegal, recibiendo financiación de Odebrecht, lo cual constituye un delito por el que el presidente de la República debe ser destituido.

En 2014, Santos volvió a recurrir al dinero corrupto de Odebrecht para subvencionar su reelección.

Se ha conocido que el gobierno le entregó $900 mil millones de pesos a Odebrecht para que construyera la carretera entre Ocaña y Gamarra, con el fin de favorecer a la exministra Gina Parody, cuya familia tiene un puerto en el municipio de Gamarra.

Roberto Prieto, mejor amigo de Santos y agente corruptor de Odebrecht, se ha quedado con decenas de miles de millones de pesos en contratos otorgados a dedo por entidades públicas a su empresa Marketmedios.

El representante Samuel Hoyos, invita a seguir la transmisión de la marcha a través de LOS IRREVERENTES

 

5. Colombia, un mar de coca

Desde que Santos llegó a la presidencia, el Estado claudicó en su compromiso de combatir al narcotráfico. De manera irresponsable, se suspendió la fumigación aérea con lo que los cultivos de coca llegaron a 200 mil hectáreas el año pasado.

Con el aumento de la producción de cocaína, la principal perjudicada es la sociedad colombiana. El influjo del dinero maldito del narcotráfico es un cáncer para la ciudadanía.

Santos llegó al extremo inaudito de convertir al tráfico de droga en un delito político, susceptible de ser amnistiado o indultado. Los peores barones del narcotráfico, con cuentas pendientes en tribunales estadounidenses, jamás serán extraditados.

El dirigente conservador Enrique Gómez Hurtado, marchará en Cartagena contra Santos

 

6. La soberanía de Colombia ha sido ultrajada

Santos ha permitido que Colombia se convierta en el hazmerreír de la región. La satrapía venezolana no respeta a Colombia ni a los colombianos. Maduro, pretende desviar la atención de las dificultades internas ultrajando a nuestros connacionales.

El gobierno no hizo nada para evitar las deportaciones masivas de que fueron objeto miles de colombianos que vivían en Venezuela.

En días pasados, soldados venezolanos invadieron a Colombia sin que el gobierno hiciera lo correspondiente para impedirlo. Santos, por temor a Maduro, permite que los colombianos sean humillados por el dictador castrochavista.

María Fernanda Cabal: “No aceptamos más mentiras de Juan Manuel Santos”

 

7. Gobierno de la mermelada

Santos convirtió al presupuesto público en un botín personal para corromper a la clase política, sobornar algunos medios de comunicación y constituir una coalición de gobierno que funciona únicamente a cambio de prebendas.

El dinero que debía dedicarse a inversiones sociales, fue destinado para enriquecer fabulosamente a los lugartenientes políticos de Santos.

Colombia, después de casi 7 años de gobierno santista está al borde de la ruina, con un gasto público disparado y con muy bajos índices de inversión.

Cinco Esquinas, es el punto de partida de la marcha en Valledupar

 

8. Santos persigue a la oposición

Abusando de la justicia, Santos desató una brutal persecución contra el uribismo. Sin pruebas, altos funcionarios del gobierno Uribe fueron encarcelados y condenados. Otros fueron obligados a buscar asilo en otras naciones.

Santos, como un dictador, se vale de la justicia para vengarse de quienes en democracia, se oponen a su régimen.

La senadora llanera, Nohora Tovar, también marchará contra Juan Manuel Santos

 

9. Cómplice de la dictadura

Santos se ha convertido en un cómplice de las dictaduras en la región. Con su silencio, ha favorecido los abusos que las dictaduras de Nicolás Maduro en Venezuela y Raúl Castro en Cuba han cometido contra sus respectivos pueblos.

Santos empeñó a Colombia, país que históricamente ha defendido los más caros valores democráticos, a cambio del respaldo que Venezuela y Cuba le dieron a negociación con el terrorismo.

No se sabe a ciencia cierta si la ministra María Ángela Holguín es canciller colombiana o canciller ad honorem de la dictadura venezolana, con la que tiene estrechos vínculos.

Precandidato presidencial uribista, Iván Duque: “Saldremos a protestar contra este mal gobierno”

 

10. Santos promueve la doctrina de género

A través de unas cartillas nefastas, mandadas a hacer por el ministerio de Educación, se puso en evidencia que Santos promueve la doctrina de género, lo cual se constituye en una amenaza grave contra la familia tradicional.

Cuando se descubrió la tramoya, Santos y su entonces ministra de Educación, Gina Parody trataron de ocultarlo, sin éxito.

Cientos de miles de colombianos se botaron a las calles para exigir el retiro de esas cartillas. El régimen, al registrar la indignación popular, se vio obligado a recoger las cartillas y a sacar a la señora Parody del ministerio de Educación.

Senadora Susana Correa: “Los que votamos NO en el plebiscito, le diremos a Santos que tiene que respetar el resultado”

 

11. Santos ferió activos estratégicos de la Nación

Para sufragar el desbordado ritmo de gastos y seguir repartiendo mermelada, Santos tuvo que enajenar activos estratégicos de la nación, como Isagen.

La irresponsabilidad del gobierno es tal, que gastó todo el dinero que dejó la bonanza petrolera de la década pasada en burocracia y corrupción. Para seguir financiando a la coalición politiquera que lo respalda, Santos malvendió a Isagen, una de las empresas más rentables que tenía el Estado colombiano.

José Obdulio Gaviria: “Quienes no puedan marchar y tengan que quedarse en su casa, los invito a que vean la transmisión que harán LOS IRREVERENTES”

 

12. Santos, un estafador político

En 2010, engañó al pueblo colombiano diciéndole que sería el continuador de la política de seguridad democrática.

Santos, que no tenía mayor talento político, cabalgó sobre el prestigio del presidente Uribe para sacarle el voto a  9 millones de colombianos que creyeron firmemente que él seguiría por la senda de progreso trazada por Uribe durante sus dos gobiernos.

Una vez tuvo el poder en sus manos, Santos dio un viraje de 180 grados. Se acercó a sectores de la extrema izquierda y puso en marcha un gobierno errático e impopular. Hoy, menos del 18% de los ciudadanos aprueban su gestión.

Ha llegado la hora para que Santos responda por la estafa que planificó y que lleva cometiendo desde el día en que se apropió del poder. El pueblo le dice NO a la tiranía corrupta que gobierna a Colombia.

No hay plazo que no se cumpla ni deuda que no se pague. Colombia entera, a una sola voz, debe exclamar este 1 de abril: ¡Santos, renuncie ya!

El presidente Uribe, resume las principales causas por las que hay que marchar el 1 de abril

 

@IrreverentesCol

Publicado: marzo 31 de 2017