A través de un oficio de 10 folios, el director de investigación de protección de datos personales, de la Superintendencia de Industria y Comercio, le anunció a Daniel Samper Ospina la “iniciación de actuación administrativa por explotación económica de niñas (os) para fines publicitarios y de marketing”. 

En el documento, el funcionario le recordó a Samper los principios constitucionales de protección a los menores de edad, entre ellos el de evitar cualquier forma de explotación económica. 

En la comunicación, se ratificó que “es de notorio conocimiento que usted [Samper Ospina] comercializa un producto denominado #holaSoyDanny ¡El juego de mesa!”.

El proceso contra el sobrino de Ernesto Samper, se inició como consecuencia del trino publicado por él, en el que utilizó la imagen de los hijos del presidente Iván Duque -todos menores de edad-, para promocionar, a través de su cuenta de Twitter, la venta de su juego de mesa, hecho que desató la indignación nacional, pues fue una evidencia adicional de la proclividad del humorista por violar los derechos de los niños.

En la notificación, el funcionario de la SIC le manifestó a Samper que “dado que Usted usó datos personales (imágenes) de dos niñas y un niño para fines de marketing y publicidad de su juego #HolaSoyDanny ¡El juego de mesa!, esta Dirección le informa que ha iniciado una actuación administrativa con miras a establecer si Usted vulneró los derechos de esas personas en cuanto al tratamiento de sus datos personales”.

Igualmente, la Superintendencia le ordenó a Samper que haga entrega, en un plazo máximo de 10 días, de la autorización previa del presidente Duque y de su esposa, doña María Juliana, para que él pudiera utilizar la imagen de los niños. Ahí, el indagado tendrá una dificultad insalvable, pues aquella autorización jamás fue solicitada. 

Conocida la investigación, Samper y un sector de la prensa bogotana están promoviendo la tesis manida de que se trata de una persecución del gobierno Duque, hipótesis peregrina, pues la ley es igual para todas las personas, independientemente de su condición o profesión.

Daniel Samper Ospina, tiene la mala costumbre de aprovecharse de menores de edad para su ejercicio como periodista/humorista, violando sus derechos. Hace un par de años, la víctima fue la hija de brazos de la senadora Paloma Valencia y ahora son los hijos del presidente Iván Duque. 

LOS IRREVERENTES pudieron establecer con una fuente de la Superintendencia de Industria, que Samper se expone a una multa de hasta $1800 millones de pesos. 

@IrreverentesCol

Publicado: marzo 4 de 2020