El Ministerio de Salud informó el pasado 28 de noviembre, que todos los exintegrantes de las Farc ingresarán al Régimen Subsidiado en Salud, además indicó que en cada uno de los 27 puntos de normalización se levantará  un puesto de salud para brindar atención primaria en salud a la población, sin importar si es o no excombatiente.

Serán afiliados bajo el proceso para “poblaciones especiales prioritarias”, no tendrán encuesta del Sistema de Selección de Beneficios (SISBEN). Prácticamente ponen a los guerrilleros al mismo nivel de menores desvinculados del conflicto, de las víctimas, de los desplazados, de indígenas, de menores abandonados, etc., a quienes normalmente se les aplica este procedimiento.

Si el gobierno dispuso que le sea reconocido a cada guerrillero el 90% del salario mínimo, y teniendo la certeza de los bienes y recursos económicos que tiene este grupo terrorista, ¿no es conveniente para el sistema que estos ingresen como contribuyentes al Sistema General de Seguridad Social en Salud?

El objetivo es tener cobertura de afiliación del 100% de la población y es mandatorio que integrantes de la guerrilla de las Farc sean integrados al Sistema General de Seguridad Social en Salud, sin embargo el gobierno al entregar el 90% del salario mínimo al terminar las Zonas Veredales Transitorias de Normalización (ZVTN), está evitando que los guerrilleros ingresen al régimen contributivo.

Es bien conocida la crisis del sector de la salud en el país, como para tener una carga adicional significativa al integrar a más de 5000 guerrilleros al sistema que llegarán con múltiples enfermedades por las malas condiciones en las que han vivido y por haberse encontrado en zonas de riesgo para todo tipo de enfermedades tropicales e infectocontagiosas, esto evidentemente consumirá recursos de manera ostensible.

El decreto 2353 de 2015 por el cual se unifican y actualizan las reglas de afiliación al Sistema General de Seguridad Social en Salud, en el artículo 34, el numeral 34.1.4 enuncia que pertenecerán al Régimen Contributivo: “los trabajadores independientes, los rentistas, los propietarios de las empresas y en general todas las personas residentes en el país, que no tengan vínculo contractual y reglamentario con algún empleador y cuyos ingresos mensuales sean iguales o superiores a un salario mínimo mensual legal vigente”.

Así las cosas, el pago que estableció el gobierno en el Acuerdo con las Farc, tiene otro “mico” que evitará que este grupo haga aportes a la salud teniendo todas las posibilidades de hacerlo. Deja un mal precedente y un desequilibrio con respecto a las personas honestas que reciben un salario mínimo y que deben cumplir con todas las disposiciones de la ley.

@IrreverentesCol

Publicado: Diciembre 6 de 2016