Los colombianos estamos expectante con el desarrollo de la Economía Naranja. El Caribe nuestro espera del presidente Duque la consolidación de esa promisoria economía, ya que la región tiene un potencial inmenso en ellas. Algunas de las cuales hoy se encuentran en el mundillo de la informalidad. Funcionando muy precariamente, con poco apoyo, aunque realizadas con enorme entusiasmo. Por eso esperamos del nuevo gobierno su total apoyo, para darle desarrollo a la cantera creativa de nuestra gente. 

Formalizándola y fortaleciéndola con los instrumentos que da la Ley 1834 de 2.017, Ley Naranja de la Economía Creativa. Este sector deberá convertirse en un generador de empleos y de valores  agregados, porque su diseño cuenta con gran apoyo estatal. Para tal fin se creara el Consejo Nacional de la Economía Naranja. Conformado por los ministerios de Hacienda, Trabajo, Comercio, Educación, de las Tecnologías y la Comunicación, del Interior, de Cultura (quien lo presidirá), el DNP, DANE, SENA, el Director de la Dirección Nacional de Derecho de Autor y Findeter. 

El Gobierno nacional a través de Findeter, creará líneas de crédito y cooperación técnica para el impulso a la construcción de la infraestructura cultural. La ley no pretende otra cosa que potenciar la creatividad a través de las artes, la comunicación y la tecnología. Y  convertirla no solo en un instrumento para  el cultivo del espíritu, sino también en una fuente inagotable de empleo. Y que estoy seguro, se transformara en una forma de vida digna, que nos hará desprender del alma el ser violento que llevamos dentro.

No hay región más propicia para el desarrollo de esta ley que la Costa Caribe, dada su vocación para la paz y la creatividad. Y especialmente Cartagena porque esta economía encuentra un vigoroso socio en la industria turística. Y porque es sin duda un instrumento para la pacificación del colombiano, al que se le debe ir incentivando su capacidad de coincidir y concertar. La ley tiene una herramienta que el presidente llamó SACUDETE, que es la sigla que abrevia las palabras; salud, cultura, deporte, entretenimiento y tecnología. Que le apuesta a la reconstrucción del tejido social, fracturado por la consuetudinaria inequidad, la exclusión, la falta de oportunidades y la ola de violencia que nos ha azotado.  El plan del presidente es el de implementar la construcción de 1.400 SACUDETE en todo el territorio nacional.

Cartagena merece varios, y le cae como anillo al dedo, ya que grandes sectores de la población, sobre toda la de origen afro (no me gusta utilizar esta palabra) donde pulula la creatividad, están hoy marginados, con altos niveles de inconformismo, y este instrumento activara su talento natural para poder expresarse con identidad y con la certeza de contribuir a la formación de un nuevo ser colombiano.

@rodrigueztorice

Publicado: agosto 23 2018