Revocatoria del alcalde de Medellín. No solo es urgente, es indispensable: la Empresas Públicas de Medellín se crearon el 6 de agosto de 1955 y en sus 66 años de funcionamiento ha sido modelo y ejemplo del buen manejo de una empresa pública, no solo para Colombia, para muchos países; El Jardín Botánico de Medellín llamado los Baños del Edén hace más de un siglo, posteriormente El Bosque y luego el Jardín Botánico, ha sido otro ejemplo, en nuestra niñez lugar obligado de solaz donde nos llevaban a montar en barquita; el plan Buen Comienzo que durante años alimentó la niñez desamparada un ejemplo de solidaridad digno de replicarse en todas las ciudades de la patria; la Ruta N un proyecto de innovación y tecnología que ha hecho de Medellín una ciudad de eventos internacionales atraídos por sus proyecciones, solo para mencionar algunos, es lo que el payaso “pinturita” está desarticulando.

Este derecho constitucional ha sido entorpecido por el organismo electoral negando la entrega de planillas para recolectar las firmas y le chuta el balón al ministerio de salud con el manido cuento de la pandemia, cuando para recoger las 200.000 firmas que se pretenden, solo se necesita una cada media hora, no habría aglomeraciones y pude manejarse responsablemente sin tropiezos.

La Verdad Histórica. Hay un organismo, el Centro de Verdad Histórica dirigido por un historiador de verdad, el Dr. Darío Acevedo y un adefesio creado en La Habana por las Farc y dirigido por el cura De Roux, encargados de establecer la verdad sobre el conflicto. Al primero, obviamente, se la tiene montada Iván Cepeda, más peligroso que muletas con rodachinas, defensor de las Farc, pegado a la JEP de la que depende la comisión de la “verdad”, así, en minúsculas, que pretende establecer la de los bandidos, que cómo por arte de magia, saldrán convertidos en hermanitas de la caridad. Obviamente el choque entre los dos entes es de alquilar balcón.

La JEP. No voy a extenderme en lo que todo el mundo conoce, un adefesio cuyos magistrados seleccionaron unos rábulas mamertos extranjeros amigos de la ETA, Sendero Luminoso y los Montoneros; un magistrado colombiano de dudosa ortografía y una boticaria que de la noche a la mañana apareció como “abogada” respetable. Ahora el embajador de los Estados Unidos sale en defensa de este bodrio espurio, y es así, porque democráticamente se negó en el plebiscito, muy diferente a que Santos la haya impuesto torciéndole el pescuezo a la Constitución. ¿Instrucciones de su jefe Biden? 

Relaciones con Cuba. Como no soy diplomático pregunto ¿se justifica mantenerlas mientras nos llenan de agentes del G2 y niegan la extradición de los cabecillas del Eln?

Santos Odebrecht. En la comisión de absoluciones de la Cámara no pasará nada, seguirá de Nobel y disfrutará la entrega del país a las Farc. Al menos se está conociendo que sí circularon billetes para asegurar unas elecciones.

El Rincón de Dios

“La libertad de buscar y decir la verdad es un elemento esencial de la comunicación humana, no sólo en relación con los hechos y la información, sino también y especialmente sobre la naturaleza y destino de la persona humana, respecto a la sociedad y el bien común, respecto a nuestra relación con Dios.” Juan Pablo II.

@rafuribe

Publicado: marzo 5 de 2021